Fiscalía estableció que delitos violentos ahora ocurren antes del “toque de queda”

Se registra un incremento de11% de los delitos de robos con violencia e intimidación en comparación con el mismo periodo del año pasado, según datos de la Fiscalía Regional.

La Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos (Sacfi) de la fiscalía en coordinación con PDI identificó siete focos investigativos.

Si bien los delitos contra la propiedad en general en la región muestran una tendencia a la baja, aquellos que atentan contra las personas registran un incremento durante el presente año, si se compara con las causas procesadas por las fiscalías locales del Maule durante el mismo periodo del 2019.
Desglosado según el tipo de delito, los robos con sorpresa tienen una baja de un 12%; los robos en lugar habitado, un 17%; y los hurtos, un 19% de disminución. En cambio, la ocurrencia de robos en lugar no habitado se mantiene igual, tal como lo informó el Fiscal Regional, Julio Contardo, en el balance institucional de la semana.

Los que sí presentan un aumento en las estadísticas es el robo con violencia y robo con intimidación, con un total de 712 causas, 68 más que en 2019, lo que se traduce en un incremento de 11%. Tal situación, dijo Contardo, no es un hecho exclusivo del Maule, sino que se condice con lo que ha ocurrido a todo el país.

¿DÓNDE SE CONCENTRAN LOS CASOS?
Conforme con las indagaciones realizadas por la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos (Sacfi), Talca y Constitución son las comunas que registran la mayor cantidad de hechos ilícitos, con un 50,7% del total regional.
Le siguen Curicó, Molina y Licantén, con un 29,6%; mientras que Linares, San Javier, Cauquenes y Parral, representan un 19,7%.
A nivel comunal, Talca encabeza el número de ingresos por este tipo de delitos con 34%, seguido por Curicó -con 22%- y Linares con 9,3%.

ROBAN MÁS TEMPRANO
Durante la emergencia sanitaria ha cambiado, incluso, el comportamiento delictual. De acuerdo con los datos suministrados por el Fiscal Regional, los robos con violencia e intimidación son cometidos en horarios distintos a lo que ocurría antes de la pandemia.
Antes de la contingencia, Julio Contardo comparó, este tipo de ilícitos solían cometerse durante la noche y madrugada, con el punto más alto durante la medianoche. Ahora, los cometen, sobre todo, a partir de las 18:00 horas y hasta las 22:00 horas, justo cuando comienza el toque de queda.

ACCIONES
A partir del comportamiento delictual antes descrito se han identificado siete focos investigativos.
“Un análisis pormenorizado y georreferenciado de estos ilícitos -que se han visto alterados por las particularidades de la contingencia sanitaria- nos impone la obligación de direccionar nuestros esfuerzos de persecución acorde a la realidad de los fenómenos delictuales”, dijo Contardo.
Estos focos están siendo trabajados por la Sacfi regional con el apoyo de la PDI. Los resultados, agregó Contardo, esperan darlos a conocer las próximas semanas.

EN TOQUE DE QUEDA
Si bien los delitos de robo con violencia e intimidación son cometidos generalmente antes de las 22.00 horas, la ocurrencia de otros ilícitos no se detiene durante el horario del “toque de queda”.
Según el balance de la Fiscalía Regional, el 39% se trata de delitos contra la salud pública, un 5,47% a delitos de robo en lugar no habitado, un 4,97% a delitos de amenazas, un 4% a lesiones menos graves y un 3,6% a robo en lugar habitado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here