Fiscal exigió agilizar informe SIAT por accidente ocurrido en Navidad

Persecutora de Molina reconoció que no le ha llegado el peritaje del equipo especializado de Carabineros, añadiendo que, por este motivo, el caso criminal todavía está “desformalizado”, es decir, todavía sin imputado ante la justicia.

La fiscal, Mónica Barrientos, es quien tiene a su cargo la investigación por el fatal accidente de tránsito.

La fiscalía de Molina está a la espera del informe que debe emitir la Sección Investigadora de Accidentes en el Tránsito (SIAT) de Carabineros de Talca, para definir el camino que tomarán las acciones judiciales en torno a un menor santiaguino de 17 años de edad, quien guiando un vehículo por la ruta Cinco Sur, sin contar con documentos, atropelló y dio muerte a dos jóvenes, hecho ocurrido en la jornada de la Navidad pasada frente a Itahue, comuna de Molina.

A fines de enero pasado, los familiares de una de las víctimas, esto es, la adolescente, Kimberly Rocío Morales Reyes, junto a sus amigos llevaron a cabo una manifestación frente al edificio de Servicios Público de Curicó, con la finalidad de exigir justicia y, a la vez, exigir mayor información sobre la investigación, considerando que los ocupantes del móvil que conducía el causante de la tragedia habían regresado a sus domicilios, en Santiago, en total libertad.

TRÁGICA NAVIDAD
El accidente se registró en la tarde del 25 de diciembre reciente. En aquella jornada, la joven Kimberly, junto a Alonso Juvenal Aravena Rojas, de 21 años de edad, domiciliado en San Javier, fallecieron al ser alcanzados por un automóvil, guiado por un adolescente que tiene residencia en la comuna de Puente Alto, en Santiago, donde se trasladaba hacia el sur por la carretera sin portar documentación.

De hecho, en las diligencias posteriores, se estableció que el conductor del automóvil no portaba licencia de conducir, mientras que al vehículo –además- le faltaba la revisión técnica. En este móvil viajaban Gissela Andrea Lagos Morales, de 25 años, domiciliada en la comuna de Calera de Tango, en la Región Metropolitana, junto a un menor de tres años.

SIN INFORMACIÓN
“Todos ellos fueron dados de alta en el hospital de Curicó y regresaron a sus casas en Santiago, a celebrar tranquilamente su año nuevo, mientras acá habían destruido dos familias”, señalaron los manifestantes que, el 27 de enero pasado, exigieron justicia y mayor información para los padres de Kimberly. También denunciaron que supuestamente nadie de la fiscalía se ha comunicado con la familia, para dar a conocer los pasos que prosiguen en la investigación penal.

SIN IMPUTADO
Al respecto, la fiscal jefe de Molina, Mónica Barrientos señaló que efectivamente no ha habido contacto con las familias de las víctimas, pero advirtió que ello ocurre, en gran medida, porque nadie ha concurrido a solicitar la información. Se agrega que, según dijo, está a la espera de un informe que debe entregar la SIAT de Carabineros de Talca, como resultado de los peritajes realizados en el lugar del accidente.

“Esta investigación está desformalizada, lo que significa que no se ha judicializado, y ello es porque estamos reuniendo antecedentes para tener bien establecido lo que ocurrió ese día”, dijo la persecutora. Ante la inquietud de los familiares, agregó que “yo estoy acá y la fiscalía está en Molina, y no tengo ningún inconveniente en que ellos puedan venir o preguntarme, yo no tengo problemas en informar y explicar”.

CUASIDELITO
En cuanto a los peritajes de la SIAT, la fiscal Barrientos dijo que “esta semana pedí cuenta y hablé directamente con el funcionario que está a cargo, para efectos que me remita el informe. La idea es que -a más tardar- llegue la próxima semana”. En cuanto a un eventual escenario judicial para el menor de edad y conductor del automóvil que atropelló a las víctimas, la fiscal precisó que “si se reúnen los antecedentes, podría ser requerido por un cuasidelito de manejo con resultado de muerte”.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa