Filtro

Si se aprueba la cuota de pueblos originarios en una posible Convención Constituyente debe haber buenos filtros para dar ese privilegio a los candidatos que realmente les corresponda. Los chilenos comunes tenemos en promedio cerca de 44% de sangre amerindia y, según las investigaciones, los que se sienten más originarios tienen sólo un poco más sangre amerindia que el promedio general. Por lo anterior, debería exigirse una prueba de ADN a los candidatos que demuestre al menos dos tercios de sangre originaria y, si eso es mucho pedir para un país mestizo como Chile, que posean al menos un 50,1 por ciento de sangre amerindia.

José Luis Hernández Vidal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here