Figuras: Oscar «Tito» Rivera

Figura de la cancha

publicado por

Avatar
18 de octubre de 2019
461

Don «Tito» Rivera (78) nunca se imaginó que luego que lo echaron, según cuenta, de aquel glorioso equipo de Sacachispas, el cual ganó todo a nivel regional, lo haría conocer a la escuadra que le robaría el cucharón. En la década de los 60’, la cosa en la tienda de la banda sangre estaba competitiva.

Jugadores como el “Coliza” Muñoz y muchos otros, animaban al equipo del barrio oriente de Talca, por lo cual, a Óscar Héctor Rivera Arco, junto a cuatro compañeros más se las hicieron cortita. “Yo digo que nos echaron, pero en realidad nos dijeron diplomáticamente que nos buscáramos Club”, aseguró.
Pero este personaje, que las oficiaba de arquero, tampoco era tan malo, o por lo menos, los registros dicen otra cosa para que le dieran la espalda, ya que, con Unión Independencia, por ejemplo, logró un subcampeonato local, derrotando a grandes escuadras del balompié talquino.

Belgrano

Tras el breve paso por el elenco de los “diablos rojos”, una jugada espectacular de Hugo Torres, hasta ahí directivo de Belgrano, hizo que este hombre, que dejó años de vida en
la tradicional empresa de zapatos Jarman, firmara por el cuadro oro y cielo, según comentó en la anécdota.

Si bien llegó como jugador, donde más trascendió este belgranino de corazón fue indudablemente como directivo. “Me acuerdo que un día, Nelson Gaete- el mejor dirigente de la historia por lejos- me dice y por qué no eres dirigente. Lo pensé y me picó el bichito, así que en unas elecciones fui primero secretario, después fui tesorero del “sapito” Manuel Díaz y así llegué a la presidencia”, contó.

Trabajo

Fue a punta de esfuerzo y sacrificio que Rivera, junto a sus diferentes directorios, trabajó con la idea de hacer más grande a Belgrano debido a que cuando llegó, las condiciones eran aún más precarias. “Había una pieza de adobe, donde se hacían campeonato de pin-pong, pero era chistoso, porque caían adentro solo los que jugaban, así que había que ver de afuera los partidos”, recordó (Risas). Fue por lo mismo que “después de eso, estuvimos gestionando y pudimos construir una sede más cómoda. Tra- bajamos arduamente con Jorge López y Carlos Ríos. Conseguimos un comodato por 40 años y eso le permitió tener hoy al Club algo más grande”.

Pero no fue solo eso, ya que la cancha en la que vienen haciendo de local durante varios años, también contó con la mano de este empeñoso directivo. “Me acuerdo que los niños se equipaban en unos tubos de concreto que habían, así que algunas autoridades nos ayudaron, también la empresa privada y pudimos hacer nuestros camarines”.

Retiro

El legado de este personaje está más que intacto en esta es- cuadra talquina, debido a que don “Tito” hace un tiempo tomó la decisión de dejar de participar en la directiva.

“Estoy retirado, porque uno ya cumple un ciclo y tienen que venir otras personas o sino esto sería muy monótono. Además, siempre está el pelambre que los que están en la directiva andan robando y todo eso, así que no estaba para eso. Lo bueno sí, fue que trabajé con buenos elementos, como Manuel Moscoso o Pedro Herrera”.

Este pelotero era clarito de cómo funcionan las cosas, por lo cual hoy le está dando prioridad a otros asuntos: “El dirigente tiene que ser mitad casa, mitad cancha o si no, no funciona. Yo no sabía que era jugar con los nietos y hoy lo disfruto. Dejé mucho de lado a mi familia los fines de semana, considerando que tengo 9 hijos, así que hoy hasta almuerzo con ellos los domingos”.

Y si bien desde hace un tiempo a la fecha ni se ha asomado a la cancha, reconoce: “Me llamó hace unos días Pedrito (Herrera) y me dijo que viniera a la cancha, por último, porque muchos preguntaban por mí. Eso quiere decir que no hicimos tan mal las cosas, así que, terminando algunos asuntos, volveré a dar una vuelta”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here