Figuras: «Loco Nino» Rojas

publicado por

Avatar
3 de octubre de 2019
432

En Talca, el «Loco Nino» es sinónimo de goles por montones, pero no solo de eso, sino que también de sabrosas historias, porque este pelotero vive con la talla en la punta de la lengua, le gusta el chiste corto y la broma, al más puro estilo de Álvaro Salas.

En su hogar, en pleno corazón del tradicional barrio Independencia, el personaje semanal de la “Biblia del fútbol amateur” guarda sus más significativos recuerdos, que acreditan que, efectivamente, fue un goleador dentro y fuera de la cancha y, que no por nada, según cuenta, fue elegido el mejor de Talca en 1984 y de la región, dos años más tarde.

El currículum de Bernardino Rojas Concha (64) es amplio. Pese al haber comenzado viejo a jugar, (19 años) el olfato goleador lo desarrolló rapidito y a la perfección, virtud que le permitió ser campeón regional por primera vez con Independencia, también consiguiendo el máximo logro regional con Bobadilla, lo que lo llevó a jugar en Tercera División en el Talca National y Liceo de Curicó.

Por eso, el “Nino” era de los infaltable en las nóminas de los equipos que iban a Nacionales, potenciando a una u otra escuadras. Más allá de los goles, este personaje era de esos jugadores que le hacía bien al camarín, ya que a punta de tallas generaba pura buena onda al interior de los planteles.

15 Años

Uno de los logros con los que más se cachiporrea, es el haber conseguido 15 años consecutivos, según relata, el premio de goleador en la competencia laboral, en la que defendió, principalmente, a Jarman. “Conocí Chile gracias al fútbol, fuimos a Brasil, Argentina. De hecho, viajábamos más que trabajábamos (Risas)”, señaló.

Sobre la gran cantidad de temporadas como goleador, Rojas, dijo: “A mi altura está José “Veneno” Albornoz. Pero acá no hay goleadores como yo. Todos dicen que son goleadores, pero na’… Les falta (Risas)”.

Su rapidez por la banda izquierda lo llevaron a ser más que nombrado en Talca. Pero esa no era la única virtud, ya que también de todos lados hacía goles. “Por la radio, don Carlos Bernal dijo toda la semana que los dirigentes de Rangers fueran a ver al arquero de Constitución, en una competencia regional, para que se lo llevaran. Yo jugaba en Independencia. Me acuerdo que saca mal y le pego con empeine, le hice un gol de mitad de cancha, en el Estadio Sur lleno. Ahí quedó po’”, expresó.

Chocho

Gracias al gran momento que está viviendo su regalón, Nino Rojas Jr., quien juega en Santiago Morning, de la Primera “B” del fútbol chileno, Bernardino está más que chocho.
“A él le ha costado mucho, pero hoy está jugando muy bien. Es uno de los más importantes del equipo. Ha madurado mucho y obvio que eso me tiene muy feliz, así que ojalá pueda seguir subiendo en su carrera”.

Y este personaje es de tradición futbolera, ya que el seleccionado chileno Ángelo Sagal es sobrino. De hecho, el futbolista, que actualmente juega en Juárez, cada vez que es llamado a la Roja y tiene un tiempo para compartir con la familia, y lo hace con su “tío Nino” y también con su primo, porque obviamente la sangre tira.

Si bien, por ahora, Bernardino se retiró de las canchas, de vez en cuando va a los partidos, pero también comparte con la gente de su barrio, con la cual creció y donde también vivió momentos de ensueño defendiendo los colores de los “Diablos Rojos”.

Actualmente, el “Loco Nino” se encuentra trabajando en la constructora Malpo y en sus tiempos libres disfruta del fútbol en la comodidad de su casa, esperando, obviamente, junto a su esposa poder ver algún compromiso de su regalón que ha venido teniendo buenas actuaciones en la competencia de la “B”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here