Figuras del folclor amateur: Sergio “Loco” Moyano

Los grandes peloteros se hacen en la calle y en el barrio. De eso no hay duda. No por nada la década dorada del fútbol amateur talquino se encuentra entre los años 70 y 80, donde la precariedad muchas veces de la población se olvidaba con el deporte más hermoso del mundo: el fútbol.

Desde la ex población Luis Emilio Recabarren, actualmente Daniel Rebolledo, salió un “Loco” lindo y bueno para la pelotita. Sergio Antonio Moyano Rojas, conocido regionalmente como el “Loco” Moyano, fue uno de esos tantos niños que salió del aquel barrio para comenzar vistiendo los colores de Arturo Prat. Fue el profesor Carlos Sepúlveda que lo descubrió como portero y de ahí no salió más del arco.

Su talento y agilidad, principalmente, lo llevaron de broquita a defender los tres tubos en las series cadetes de Rangers de Talca, estando largos años aprendiendo de los mejores, como, por ejemplo, de Arturo Rodenak, quien aún recuerda lo que le confidenció: “Hey Moyano, yo te voy a hacer debutar con 17 años”, le adelantó el “Palitroque” al personaje de esta semana de la “Biblia” del fútbol amateur.

No obstante, ese debut nunca pudo llegar por distintas situaciones, la más compleja la muerte de su padre, que lo obligó a tomar otras responsabilidades, por lo que no le quedó más que resignarse y seguir adelante.
Por ahí tuvo algunas posibilidades en Magallanes, pero no las concretó, porque su pase pertenecía a los rojinegros. Tras esa ilusión desvanecida, llegó, de la mano de un otrora gran dirigente, Juan Morales, a Cienfuegos.

LABORAL
Al poco andar, y con 18 pepitas fue contratado en la Arrocera Miraflores, comenzando una tremenda carrera en el Canal Laboral. Luego de su paso por la empresa del barrio norte, llegó a la Curtiembre Talca, de la mano del gran José “Beto” Faúndez, equipo en el que logró estar cuatro años, antes de pasar a la escuadra donde vivió los mejores años en esta materia: Jarman.

“Con Jarman recorrí Chile. Pasé hartas generaciones, fui a muchos Nacionales, pero lo que más me dejó marcado fue un Interregional en Calbuco y después un Nacional en Calama, que perdimos por diferencia de gol. Siempre quedamos con ese gustito”, aseguró “El Loco”, quien, de todas maneras, se pudo sacar las balas con PF, en el Nacional en Contulmo.

AMATEUR
El “Loco” Moyano también es de una familia más que pelotera, ya que su hermano conocido como “Rana” tenía una pegada letal y destacó en distintas instituciones, por lo que este apellido tiene una importancia en la zona. En las nuevas generaciones, destaca su sobrino, Fabián, quien está haciendo su camino a nivel amateur y también tuvo en su momento la oportunidad de llegar al profesionalismo.

Este arquero, que se describe como “ágil y valiente” pasó a escuadras como Chacarillas, en Maule y Aurora de Chile, en Talca, donde jugó con grandes personajes de su época, en el denominado “Ballet” de Aurora.
Después de algunos años, pasó a Seminario, para luego ir por la corona regional con Bobadilla de San Javier, elenco al que se fue de la mano del DT Mauricio Guerrero, siendo genio y figura, incluso monarca regional en serie de honor en 1990.

Entre esos campeonatos que disputaba, llegó a los tradicionales Monumentales con el equipo de Hermanos Rojas, donde dice: “Dábamos espectáculo, era una fiesta”. Y fue ese vínculo que lo llevó a Pacífico. “Para mí fue llegar al equipo ideal, que reunía todas mis cualidades. Es decir, aguerrido, luchador, con ganas de ganar. Es un Club popular. No sé si Talca tendrá un equipo tan fiel como Pacífico. Me siento identificado totalmente”.

DECISIÓN
Por otra parte, Sergio Moyano, sostuvo: “El futbol toda la vida ha sido mi pasión, pero la pasión se ha ido apagando… La generación que estoy hoy no es en la que me formé, porque he jugado con cerca de cuatro generaciones, entonces siento que no es lo mismo. Fue por eso que me retiré oficialmente de competencia, porque actualmente nos juntamos a jugar con unos viejitos históricos y disfrutamos”.

Además, tiene otro motivo que lo llevó a tomar esta decisión: “Estuve mucho tiempo alejado de mi familia y hoy ingresé a la religión cristiana junto a ellos. Creo que me llena más espiritualmente. Hoy sirvo a cristo con ellos, comparto con hartos jugadores y me siento feliz”.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa