Figura del folclor amateur: Sergio “Choty” González

No es desconocido que el personaje de esta semana sea Sergio González Sotelo o bien conocido para sus amigos como “Choty”.

Para comenzar el año 2020 había que destacar a uno de esos crack que quedaron en la retina de los peloteros, pero no solo por lo que entregan en la cancha, sino que también por lo que, a través de esta misma cosiaca, aportan a esta sociedad.

Por lo mismo no es desconocido que el personaje de esta semana sea Sergio González Sotelo o bien conocido para sus amigos como “Choty”. La figura semanal de la “Biblia” del fútbol amateur, si bien fue uno de los buenos laterales y también extremos de Talca, también ha venido contribuyendo con la comunidad, a través de distintas ramas, como por ejemplo desde su trabajo y su religión.

Sus 35 años en la inspección del trabajo no fueron de bonito. Aunque se debió como corresponde a su institución, de igual forma entendió muchas veces la injusticia de los empleadores que llegaban prepotentemente a sus oficinas, por lo que, tal como lo hizo en el fútbol con los denominados “cabrones”, se burlaba de una u otra forma.

“Nunca me gustaron los cabrones. Para mí el fútbol era una diversión hermosa. Muchas veces, cuando me pasaba a eso cabrones, los quedaba mirando y me reía… les hacía entender que eso no valía. Eso mismo lo hacía en mi trabajo, porque todos nosotros y, sobre todo, los trabajadores merecen respeto”, dijo González, en una declaración de principios.

AGRADECIDO
No hay mejor canción que represente hoy día el sentimiento de este pelotero que “Gracias a la vida” de Violeta Parra. Pasa que el “Choty”, como fue bautizado desde broquita en el fútbol amateur, no la tuvo fácil en su niñez.

Tras la muerte de su padre, cuando recién tenía 3 años, su madre Marta, junto a sus dos hermanos, le metieron con papa y caldo para salir adelante y ser alguien de bien en la vida. Situación que lograron a cabalidad, en parte, gracias al fútbol, aunque el propio protagonista no crea.

La fama del “Choty” y de su hermano, el “Chevere”, quien de manera épica sigue con su estudio de fotografías en la calle 4 Oriente con 1 Sur, viene del fútbol.

Su talento hizo que traspasara ciudades, ya que, en 1972, año en el que llegó Sergio a Talca, de su natal Curicó, se sumó primero a las filas del Club Bernardo O’Higgins y luego a Sacachispas, todo eso porque algunos profesores de esas instituciones lo habían visto en Curicó meneando la redondita.

HISTORIA
Fue ahí que este personaje comenzó a escribir su historia con letras doradas, pues tras los pasos en los equipos del barrio Oriente, llegó a Atlético Comercio, ganando absolutamente todo.

Fue Óscar Valenzuela Gajardo que lo convenció para vestir aquella casaquilla, donde se transformó en uno de los buenos jugadores a nivel amateur y, por consiguiente, acreedor de muchos títulos en dicha escuadra.

FECHAS
No cabe duda que cuando llegan estas fechas hay quienes no lo pasan tan bien… La pérdida de personas importantes duele, pero siempre hay quienes tratan de levantar la moral, tal como lo hicieron sus hijos Jorge, Jaime y María Luisa, quienes acompañaron a Sergio González en este año nuevo, algo distinto que los últimos, ya que su esposa María Luisa Blanco hoy los mira desde el cielo.

El fútbol como la vida, tiene lindas instancias preparadas y eso lo entiende el “Choty” que hoy se encuentra aprovechando a concho a sus nietos. Fue un grande dentro de la cancha y hoy lo sigue siendo también fuera de ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here