Familia inicia campaña para conseguir testigo clave en muerte de niños en Flor del Llano

La declaración del conductor de la camioneta, quien como corresponde, cedió el paso a la madre y hermanos que cruzaban la vía, es de suma importancia para que se haga justicia. Su ayuda no tendrá repercusiones legales según explicaron

publicado por

Avatar
30 de diciembre de 2019
19157

“Si él pudiese leer esto, que se coloque en el lugar de nosotros”, fue el llamado de Maicol Labra, papá de Agustina y Mateo, pequeños de 4 y 8 años, quienes fueron atropellados en la ruta CH-115, a la altura del sector Flor del Llano el viernes 20 de diciembre. La familia, decidió iniciar una campaña relevante para la acción judicial que emprenderán y el testimonio del conductor de la camioneta, quien cedió el paso aquella noche, es importante para seguir en búsqueda de justicia.

Lo que destacaron es que el relato del conductor no tendrá ninguna consecuencia legal, ni requerirá de mucho tiempo. Lo que desea la familia Labra Castro, en esta lamentable odisea que viven desde días atrás, es que su testimonio pueda ser incorporado a la querella que interpondrán. Todo lo anterior, debido a que esta persona, que aún no ha sido identificada, otorgó el paso a la madre y sus niños, quienes atravesaron el paso cebra, mientras que otro auto se adelantó a gran velocidad, quitándole la vida a los pequeños y dejando herida de gravedad a la mamá, que por lo demás, llora todos los días a sus pequeños.

El padre de Agustina y Mateo pide al conductor de la camioneta “que se coloque la manito en el corazón no más. Por nosotros, por la familia. Somos una familia muy grande y muy unida gracias a Dios y el dolor es inmenso. Si él nos pudiera ayudar con ese granito de arena, que es su declaración solamente, se lo agradeceríamos mucho”. Aclaró que “no tendrá consecuencias. Solamente es un testimonio. El caballero se detuvo. Él cumplió y le dio el paso a mi esposa. Aquí el único culpable es el personaje que pasó”, dijo lamentándose.

Labra puso a disposición su número telefónico +56968674853, con la esperanza de ser contactado por el conductor que dio el paso preferencial. Y es que, aunque con el pasar de los días él y su familia han encontrado consuelo en Dios, quieren la ayuda del sujeto.

“Yo no estuve en el accidente, pero mi cuñada sí dice que estuvo parada al lado de él y solo dijo ‘qué terrible lo que pasó’, pero no pudimos conversar con él. Yo no pude, porque cuando yo llegué mi hijo chico estaba botado en el suelo. Toda la atención estuvo enfocada ahí, en ayudar”.

“POR 5 MINUTOS”
Conmovidos -porque perder a dos seres queridos, más, si son niños de un solo golpe, es realmente duro- el padre y el tío, Antonio Castro, reflexionaron sobre lo sucedido y cuestionaron al imputado como responsable del accidente, quien no se tomó el tiempo de dejar cruzar a la familia y provocó con su accionar, este descalabro familiar.
“¿Por qué la otra persona no se tomó ese tiempo? 5 minutos más habrían marcado la diferencia. No habríamos estado conversando, no habríamos estado en esta situación, si él se hubiera tomado dos minutos o tres minutos para que cruzaran el paso cebra”, cuestionó el tío de los niños fallecidos.

Los Labra Castro, son una familia creyente en Dios. De hecho, el último día en vida de los pequeños, acudían al culto habitual de la iglesia cristiana a la que pertenecían. “Ojalá nunca más haya un Mateo o una Agustina en esta carretera que hoy día realmente las condiciones que ya tiene son bastante peligrosas. Incluso hoy día a la fecha, todavía las farolas de ese lugar están apagadas, las que indican que hay un paso cebra y hay un lugar peligroso habilitado para que la gente cruce”, reclamó el tío.

ESTADO DE LA MADRE
Bárbara, de 28 años, madre de Agustina y Mateo, hoy ya está fuera de peligro e internada en el Hospital Regional de Talca. Se espera que el próximo jueves sea operada por segunda vez. Físicamente, aunque corrió el riesgo de que le amputen un brazo, logró recuperarse satisfactoriamente. Sin embargo, como toda madre, las heridas del corazón no sanarán fácilmente, por haber perdido a sus dos hijos más pequeños. Mientras tanto, su hija mayor y familia le esperan para darle las fuerzas necesarias.

“Ella (Bárbara) de ánimo se encuentra un poco mejor. Ya está más animosa. Está comiendo un poquito. Pero nosotros hoy día lo único que esperamos es que, en lo posible, pueda aparecer esta persona. Porque para nosotros es importante y que él tome en cuenta que no es una cosa que a él le complique o vaya a afectar. No es una cosa que deba tener miedo. Es solamente su declaración, porque para nosotros es importante”, dijo su hermano Antonio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here