¿Existe vínculo entre la obesidad y la osteoartrosis?

Académicos de la Universidad de Calgary y de la carrera de Kinesiología de la Pontificia Universidad Católica de Chile analizaron el impacto de la actividad física en personas con sobrepeso y obesidad

publicado por

Avatar
11 de agosto de 2020
41
La actividad física sistemática y regular es concebida como el mejor “fármaco” para mejorar las enfermedades producidas por la obesidad.

En la charla webinar “Obesidad: actividad física, ejercicio y rehabilitación”, organizada por la carrera de Kinesiología de la Pontificia Universidad Católica, el doctor en biomecánica, Walter Herzog, analizó la relación entre la obesidad y el desarrollo de osteoartrosis.

Herzog señaló que luego de realizar varios estudios en modelos animales, concluyó que “la obesidad es un factor determinante de la osteoartrosis, no así el sobrepeso”.

“La obesidad -amplió- se relaciona con un proceso inflamatorio sistémico y una perturbación metabólica, afectando el desempeño muscular en el corto y largo plazo. Incluso en estudios realizados en ratas, se observó que a solo tres días de una dieta alta en azúcares, se genera un daño articular. En humanos, la recomendación es a mantener el ejercicio físico regular y una dieta alta en fibra”.

FACTORES VARIADOS

En la ocasión, el académico Antonio López Fuenzalida, PhD, profesor asistente de la carrera de Kinesiología UC y miembro del Laboratorio de Fisiología del Ejercicio UC, señaló la importancia de abordar la obesidad y la actividad física bajo un modelo socio ecológico.

El académico explicó que el desarrollo de obesidad y sobrepeso se atribuye a múltiples factores de índole biológico, social, cultural, medioambiental, entre otros.

Además, señaló la relevancia de analizar con detenimiento las metodologías de evaluación e identificación del sobrepeso y obesidad, por cuanto el parámetro mayormente utilizado, es decir, el Índice de Masa Corporal (IMC), no identifica el exceso de grasa en las personas, pues establece una relación de peso respecto a la talla, lo que sería controversial si se considera a la obesidad como una patología que se identifica como un exceso de grasa corporal por sobre determinados valores de normalidad.

De igual manera, el académico destaca la necesidad de abordar este problema de salud pública de una forma transdisciplinaria que incluya áreas como la medicina, psicología, educación física, nutrición y kinesiología.

ACTIVIDAD FÍSICA

A juicio del académico Antonio López la ejecución de actividad física sistemática y regular es concebida como el mejor “fármaco” para mejorar las afecciones producidas por la obesidad, como la hipertensión arterial, dislipidemias, trastornos del metabolismo de la glucosa, entre otras.

Incluso, hizo mención al efecto protector que ostenta el ejercicio en la mortalidad por causas cardiovasculares.

A modo de balance de la actividad, los académicos de la Universidad de Calgary y la Pontifica Universidad Católica recomendaron abordar la obesidad y la actividad física en un contexto siempre integral, dado que compromete a la persona en todas sus dimensiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here