Estudio destaca eficacia de restricciones contra coronavirus en seis países

Una mujer en Praga durante el confinamiento

Las medidas adoptadas para frenar la propagación del SARS-CoV-2, como confinamientos o cierres de fronteras, han «prevenido o retrasado» la aparición de hasta 62 millones de casos en China, Corea del Sur, Italia, Irán, Francia y Estados Unidos.

Así lo refleja un estudio efectuado por expertos de la Universidad de California (EE.UU.) que publica la revista Nature, en el que se analizan los esfuerzos realizados para «desacelerar» la tasa de infección de la COVID-19 con «políticas anti-contagio de gran escala».

Durante esta pandemia, recuerdan, los Gobiernos de todo el mundo han aplicado «diversas medidas sociales», como confinamientos obligatorios o cierres de escuelas y negocios, las cuales, advierten, provocan «costes económicos y sociales considerables».

En general, exponen, el objetivo de estas intervenciones es reducir la transmisión del coronavirus limitando el contacto entre la población.

No obstante, precisan, aunque los modelos epidemiológicos pueden ayudar a tomar decisiones sobre qué medidas se deben adoptar, el análisis directo de sus efectos presenta dificultades, motivo por el que los autores de este estudio optaron por un método econométrico, que analiza su impacto sobre el crecimiento económico.

En este sentido, analizaron datos de las tasas diarias de infección de SARS-CoV-2 y la temporalidad de las medidas de contención introducidas hasta el pasado 6 de abril en los citados países.

De esta manera, pudieron comparar la evolución de las tasas de infección respectivas registradas antes y después de la implementación de más de «1.700 medidas locales, regionales y nacionales».

Detectaron que, sin esas restricciones, las primeras tasas de infección por SARS-CoV-2 crecieron el 68 % cada día en Irán, mientras que el aumento de la media diaria para el resto de países se situó en el 38 %.

También estiman que, en el conjunto de los seis países, los «paquetes de medidas» lograron «prevenir o retrasar» la aparición de «unos 62 millones de casos confirmados», lo que correspondería a un total de 530 millones infecciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here