Estudiantes de la UCM se oponen a terminar clases a fines de enero

Debido a las paralizaciones ocurridas desde octubre del año pasado, la universidad reprogramó el cierre del semestre en cuatro ocasiones, donde la última propuesta fue concluir todo el proceso el 31 del presente mes

publicado por

Avatar
4 de enero de 2020
4507
Los voceros universitarios redactaron un comunicado donde explican las razones por las cuales rechazan el calendario.

Para el 31 de enero programó el cierre del semestre la Universidad Católica del Maule (UCM) después de las sucesivas paralizaciones durante los últimos meses del año pasado.

Los estudiantes manifestaron el desacuerdo con la determinación, generando una frustrada toma de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas, en el Campus San Miguel, la cual terminó en el desalojo ordenado por la rectoría a través de funcionarios de Fuerzas Especiales de Carabineros.

La toma, afirmó Lucas Chávez, vocero del pleno de presidentes de la Federación de Estudiantes de la UCM, “no fue un acto organizado por el pleno de presidentes ni por el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel). Es un hecho que es una consecuencia del mal accionar y la mala capacidad de negociación que han tenido las autoridades”.

La dirigencia estudiantil sugiere retomar las clases presenciales en marzo, para así tener un periodo prudente para recuperar el contenido.

“Pedimos flexibilidad y diálogo. Queremos ser enfáticos en decir que la medida de la toma fue una respuesta a la generación de condiciones que propició la universidad y queremos garantizar formación de nuestras compañeros y compañeras y terminar nuestro periodo a finales de marzo como corresponde y como es proporcional a la pérdida que hemos tenido durante más de tres meses, sumando la huelga de los funcionarios”, expuso la expresidenta de la Federación de Estudiantes de la UCM, María Paz Rojas.

Los voceros recordaron que durante la paralización realizaron plebiscitos, donde los estudiantes expresaron su voluntad, así como una consulta no vinculante que determinó la aprobación de los estudiantes para la continuación del semestre en marzo.

A raíz de las decisiones tomadas por la autoridad, los voceros universitarios solicitaron la renuncia del rector, Diego Durán, por la “mala negociación y nula capacidad de diálogo”.

LA UNIVERSIDAD

Debido a las paralizaciones, la universidad ha recalendarizado el cierre del semestre en cuatro ocasiones. La última propuesta fue concluirlo el 31 de enero. Karen Alvarado, directora general estudiantil, sostuvo que el llamado de volver a clases se hizo desde noviembre.

“Hemos estado en permanente diálogo con los estudiantes. Hemos tenido reuniones sucesivas durante noviembre y diciembre, es más, tenemos una reunión ahora (ayer) a las 12.00 donde los convocamos a seguir dialogando para llegar a un acuerdo y dar todas las facilidades para poder terminar el semestre en curso”, indicó.

Entre las medidas para terminar el periodo han incluido flexibilidades en la asistencia, clases online, apoyo a través de redes sociales con académicos y otros mecanismos que tienen que ver con la situación particular de los alumnos.

“A través de esta calendarización -aseguró Alvarado- se ha velado precisamente por la calidad de la educación y es por eso que necesitamos de esa cantidad de semanas que se está solicitando a los estudiantes que retornen a clases, precisamente, para responder a la calidad”, agregó.

Terminar en marzo, como lo proponen los estudiantes no lo consideran viable, porque no existen garantías de que “no va a ser un mes complicado”, dijo Alvarado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here