“Estamos siendo permanentemente atacados y agredidos, pero eso nadie lo dice”

La autoridad policial regional se refirió a la contingencia, destacando las marchas pacíficas, pero rechazando la inusitada violencia hacia Carabineros y el vandalismo que ha afectado a la ciudad

publicado por

Avatar
1 de diciembre de 2019
0
487
Jefe de Zona Maule de Carabineros dialogó en extenso con Diario El Centro

¿Cuál es el diagnóstico de Carabineros frente al orden público?
“Esto se inicia de forma muy inesperada, porque las primeras manifestaciones se inician en Santiago y, después, se empiezan a reproducir en las regiones. Y nosotros no estuvimos ajenos a eso, a lo cual tuvimos que pasar de tener un servicio normal a generar toda una estrategia, para convocar carabineros y poder enfrentar toda estos desmanes, porque el 19 y el 20 (de octubre) fueron los días más violentos, donde hubo saqueos, incendios, en todo lo que es la Uno Sur, especialmente, contra la Intendencia (edificio del Gobierno regional) y un objetivo permanente, que es la municipalidad, con barricadas, lanzamiento de piedras con onda, molotov, una violencia inusitada y con muchos manifestantes”.

¿Cuándo ven estos hechos inmediatamente comenzaron a utilizar los elementos para disuadir?
“Lo primero que usamos son los gases (lacrimógenos), porque tenemos un carro lanza aguas que estaba en Santiago en ese minuto. Además, nuestra unidad -que es de control del orden público, que es Fuerzas Especiales, que están más adiestrados y que están más en esa contingencia- también estaba en Santiago, y estuvieron varios días allá.

Entonces, nosotros tuvimos que enfrentar –al menos los primeros 10 días- con personal territorial, no obstante, tienen una formación de control del orden público, pero nunca tan fina como Fuerzas Especiales, y los tuvimos que preparar y capacitar.
Ellos, por supuesto, también muy sorprendidos con los niveles de violencia. Debo señalar que nosotros, una semana, antes habíamos tenido algunas marchas, y con los dirigentes de esas marchas o los que representaban, yo mandaba siete u ocho carabineros, para que los ayudaran a cortar el tránsito, para que se desplazaran, se daban la mano al inicio y, al término, se despedían, entendiendo que siempre teníamos marchas autorizadas y nos conocíamos entre los dirigentes, sin nunca tener un lanzamiento de una bomba lacrimógena, ni nada. Es más, con los pescadores -que podría haber sido una marcha un poco más fuerte- ni con camioneros, nunca, menos utilizar el carro lanza aguas ni gases”.

¿Ustedes viendo el nivel de violencia definieron alguna estrategia?
“Las estrategias se definen todos los días. Así como también ellos han tenido sus estrategias, estos grupos más lumpen, sabemos que están comunicados, que tienen informantes que andan en bicicleta, en moto.
Tenemos casi 700 detenidos en la región en el contexto de la violencia, con un promedio 15 eventos diarios con manifestaciones, de las cuales, 14 y media son súper pacíficas, porque la comunidad tiene un derecho, terminan en la plaza y se van.
Sí hemos tenido muchos problemas en el horario de la tarde. Esto se ha transformado, más que una manifestación –en la parte final- solamente en robar y quemar. Es muy triste ver gente que tiene emprendimientos de toda una vida, que vive de eso y lo perdieron todo.
Debo decir que nos da mucha tristeza como carabineros, que a veces no tenemos las capacidades para poder cubrir todos los espacios que la gente necesita que estemos. Nos da pena porque esta es una ciudad –y la región- donde todos nos conocíamos por uno u otro lado, entonces, no se entiende que existan saqueos a una librería, zapatería, en bancos o servicios que todos utilizamos”.

General, en algún minuto ¿se va a recuperar el orden público?
“Aclaro que nosotros no somos las personas que vamos a solucionar las brechas sociales, ni las demandas sociales, y tampoco somos los responsables. Al final, yo no veo una demanda social hoy, solo veo letreros impugnando o agrediendo a carabineros, verbalmente o por un escrito.
Quiero señalar que el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, aquí (Tercera Comisaría) pasó un grupo importante de manifestantes, y yo tenía a dos carabineras de 20 y 22 años, y la agresividad de su propio género hacia las carabineras me impresionó.
Ahí vimos que no se respeta y que nos estamos dividiendo, y eso nosotros no lo queremos. Aquí hay que unir, hay que trabajar en conjunto. Yo me alegro que se hayan puesto en la mesa las desigualdades, pero enfrentarnos y decirnos que los carabineros somos responsables de eso, no.
Nos tratan de asesinos y aquí no hemos asesinado a nadie, somos generaciones jóvenes, hay muchachos de 20 a 25 años que esto los desconcierta mucho, y las redes sociales desconciertan mucho.
Pero nosotros estamos con la tranquilidad, con la moral súper alta y tenemos mucha fe en que esto se resuelva bien, y que los que tengan que resolverlo se pongan de acuerdo, y lleguemos a un buen puerto, volver a la normalidad, que toda esta gente con daños colaterales, pueda nuevamente crecer en la tranquilidad, en la paz y en el ámbito económico”.

Las instituciones perdieron la credibilidad. ¿Se retomará la confianza en Carabineros?
“Yo no me hago responsable de otras instituciones, pero sí de Carabineros de Chile y, especialmente en esta región. En esta región no hay ninguno en este momento que esté involucrado en un proceso de fraude y, por lo demás, no es la institución, son las personas. Pero nosotros estamos recibiendo todos los coletazos de esas personas, que son unos delincuentes, están detenidos, expulsados de Carabineros, y nosotros no somos responsables de eso. Los que quedamos estamos por la paz y siempre haciendo un servicio público en la seguridad de las personas.
Aquí yo creo que hay personas que están dedicadas siempre a desprestigiarnos y Carabineros es una institución fundamental para el Estado. Yo no le robado a nadie, toda la vida he trabajado en la calle, nunca he trabajado con finanzas, nunca he manejado platas, he manejado personas, operaciones.
Sé que hay gente que está muy preocupada de desprestigiarnos y de debilitarnos, porque somos la función más fuerte del control. Pero nosotros seguimos muy cohesionados y con mucha fuerza. Nos hemos equivocado, pero cuando lo hemos hecho, hemos salido adelante y no hemos escondido la cara, porque errar es humano, no somos perfectos, no somos robot.
Aquí tenemos sentimientos, hay cansancio. Y cuando nos hemos equivocado, hemos dispuesto toda la información al Ministerio Público, el organismo de un Estado de Derecho que tiene la obligación de establecer si esto fue así o asá, y nosotros, en el ámbito administrativo. Todos tenemos un debido proceso, incluyendo los carabineros”.

Desde que comenzó el estallido social ¿cuántos carabineros han resultado lesionados?
“Tenemos más de cien carabineros lesionados en la región, además de cien vehículos destruidos que hemos ido reparando de a poco, y tenemos casi 700 detenidos tras las manifestaciones. Así ha sido la violencia que nosotros también hemos sufrido”.

¿Cuántas querellas se han presentado contra Carabineros?
“Tenemos más de 20 querellas que están establecidas a través de Instituto Nacional de Derechos Humanos, en los tribunales, que se están investigando, y son 20 sumarios que nosotros también tenemos establecidos. Pero, insisto, eso está en el Ministerio Público, nosotros hemos puesto todo a disposición, para que se investigue y salga la verdad. Si tenemos responsabilidad, la vamos a asumir y a corregir.
Nosotros tenemos la estructura general de respetar los Derechos Humanos, de hacer nuestras funciones, de contener, pero también -a veces- algunos se nos arrancan. Hay que pensar que son más de 40 días que estamos trabajando, siendo permanentemente atacados y agredidos, pero eso nadie lo dice.
Lo dicen como si nosotros fuéramos de otro planeta y somos de esta ciudad, donde los carabineros han convivido toda una vida, algunos trabajando por esta comunidad, durante 25 ó 30 años y nos vienen a tratar así. Estamos muy preocupados por los padres o las familias, porque aquí tenemos una cantidad importante de niñas, niños y adolescentes que están detenidos en el ámbito del desorden, y algunos más de una vez”.

¿Los carabineros de la región se sienten sobrepasados por la contingencia?
“Los primeros días sí, porque no teníamos ni los elementos, ni el personal para estas situaciones. Más que asustados, estábamos muy preocupados, porque el susto pasa siempre por nuestras familias, de nuestro entorno. Cuando ya nos colocamos el uniforme y sabemos que tenemos que salir a un servicio, no es susto lo que sentimos, sino que, a veces, no sabemos a qué nos vamos a enfrentar, cómo viene una marcha, pero pasa desde el momento que uno se posiciona en su lugar de operaciones y se generan las estrategias”.

¿Carabineros del Maule ha sido apoyado por otras instituciones?
“Soy súper agradecido de las autoridades administrativas, como el Intendente, gobernadores, seremis que han estado permanentemente acompañando. También muy agradecido con el fiscal regional, Julio Contardo, y con el prefecto regional de la PDI, Juan Vergara, que hemos logrado una cohesión entre estas instituciones, y eso se ha visto en muchas regiones.
Hemos hecho un trabajo en conjunto, de apoyarnos, de entregar antecedentes desde el ámbito administrativo, y también de protegernos en el control del orden público. Nos reunimos siempre en el sentido de restablecer el orden. Esto llamó a unirnos más, porque sentimos que tenemos que trabajar por este país”.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa