“Estamos en la sequía más grande de Chile, mucho mayor que la del año 68”

En una reciente visita a la región, la autoridad lideró la primera mesa de pequeños viticultores de las regiones de O’Higgins, Maule, Ñuble y Biobío.

publicado por

Avatar
19 de enero de 2020
840
MINAGRI, Antonio Walker, sequía, agricultura, Diario El Centro

El ministro de Agricultura, Antonio Walker, lideró una serie de actividades en la Región del Maule, en la visita número 20 a la zona, pero que en total suma 190 a nivel nacional en los dos años que lleva en el Gobierno.

En esta oportunidad, lideró la primera mesa de pequeños viticultores, que pertenecen a las regiones de O’Higgins, Maule, Ñuble y Biobío, que producen cepas de vinos ancestrales, porque según indicó el secretario de Estado, “el Gobierno está muy preocupado y ocupado de la agricultura familiar campesina”.

Indicó que “hoy tenemos la primera sesión de todos los viticultores. Vamos a escoger una directiva de la mesa que nos va a representar en la mesa nacional del vino. También esta mesa tiene por objeto aprender de la experiencia de pequeños viticultores de otras regiones, e ir mejorando en la gestión de su campo. En la productividad hay una brecha por mejorar la calidad del vino. Nosotros creemos que tenemos muchos instrumentos para apoyar la producción, la calidad, la asociatividad”, explicó el ministro Walker.

Añadió que “no somos compradores de vino, pero sí podemos ayudarlos a mejorar su productividad, a que conformen cooperativas para que salgan a competir al mercado en conjunto y no en forma individual. Este sector está muy invisibilizado, tiene ‘poca voz’, entonces lo que queremos nosotros es revelarlo, mostrárselo al país porque acá hay un tipo de vino, que son nuevos colores, nuevos aromas que el mercado nacional no conoce y que son propios de nuestro país. Son sabores muy distintos a las cepas tradicionales que tiene el país”.

INCENDIOS FORESTALES
Durante su vista se reunió con directivos de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) para revisar el Plan Regional de Prevención y Combate de Incendios.

En el Maule ya se lamentan 2 mil 800 hectáreas que han sido consumidas por siniestros forestales.
“Esa es una cifra alta, la temporada de incendios se adelantó 45 días producto de la sequía y estamos muy preocupados de lo que pueda ocurrir en enero y febrero. Es por eso que revisamos nuestro plan de aeronaves, de brigadistas y de los recursos que dispone la región. Estamos con las mejores aeronaves que podemos tener. Hemos contratado cuatro helicópteros pesados de 10 mil litros para Chile. Uno está funcionando en el Maule y creo que estamos muy bien preparados para enfrentar lo que resta de la temporada”, señaló Walker.

Realizó un llamado a todas las comunidades a ayudar a prevenir incendios. Destacó que si las personas ven una fumarola de humo o a alguien que quiera causar un incendio intencionalmente, deben llamar inmediatamente al teléfono 130 de Conaf y denunciar.
Sobre la coordinación que existe entre las instituciones públicas y privadas en materia de prevención y combate de incendios, destacó el rol que ha tenido CORMA (Corporación Chilena de la Madera).
“Hemos hecho una gran alianza con el sector privado, con Corma en particular, aportando prácticamente los mismos recursos que está aportando el Estado. Hay 11 instituciones que participan en el combate de incendios, y lo más importante es tener una buena coordinación, tener un comando único, un centro de control para coordinar a las 11 instituciones que participan en los incendios. Creo que de las lecciones aprendidas en el año anterior, esa fue una de ellas, mejorar la coordinación”, sostuvo la autoridad.

SEQUÍA
Enfatizó también que estamos sufriendo “la peor sequía de la historia”. Por ello trajo el decreto firmado que declara cuatro comunas rurales más de la región bajo emergencia agrícola por la escasez hídrica, agregando a las 9 comunas ya establecidas bajo esta condición a Curicó, Teno, Romeral y Molina.

“Es una solicitud que nos hizo el intendente, nos demoramos dos días en evaluar la situación. Hicimos una evaluación de los caudales de los ríos y hoy día agregamos a la Provincia de Curicó. Estamos ante la sequía más grande de Chile, sin ninguna duda, mucho mayor que la del año 68, con un déficit de precipitaciones promedio en seis regiones, que es de Atacama al Maule en un 75%. Esta región, tiene un déficit de un 66% de agua para la misma agricultura. Es una situación muy complicada”, afirmó.

El objetivo primero es abastecer de agua para el consumo humano a muchas familias de la región; en segundo término, es asegurar la temporada de riego para una región donde la agricultura es la principal fuente de trabajo.

“Eso lo estamos abordando con Indap, que ha aportado más de mil 200 millones de pesos para atender a los ganaderos con forraje, entre otros apoyos para el consumo humano. Entre la Comisión Nacional de Riego y el Gobierno regional hemos aportado 8 mil millones de pesos para atender la emergencia, principalmente, compuertas, marcos partidores, revestimientos de canales y en riego tecnificado. Yo quiero agradecerle al Gobierno regional haber aportado parte importante de estos 8 mil millones de pesos”, explicó el ministro.

RÍO MATAQUITO
Ante la situación que afecta a la cuenca del río Mataquito, que presenta un 0,2% de su caudal, lo que generó que la empresa Licancel de Arauco paralizara sus faenas, el ministro sostuvo que “estamos conversando con ellos, tenemos que abordar el problema en conjunto, lamento lo que está ocurriendo, pero las consecuencias de la sequía son devastadoras y por eso la lección que tenemos que aprender de esto es que tenemos que prepararnos para lo que viene porque el cambio climático vino para quedarse. En la priorización de los 26 embalses que tenemos para Chile, hay cuatro de ellos que pertenecen al Maule, por eso yo quiero pedir todo el apoyo de las comunidades para apoyar los embalses. Sirven para estas temporadas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here