Encuentra el equilibrio a través del yoga

Esta legendaria práctica, logra conectar el cuerpo, la respiración y la mente, mediante diversas posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación. El yoga -originario de la India- se desarrolló como una práctica espiritual hace miles de años y, hoy en día, la mayoría de las personas en occidente lo realizan como ejercicios que traen consigo múltiples beneficios

0
330

La disciplina del yoga permite mantener un cuidado integral que se fortalece con las habilidades de los asanas, la respiración y la meditación. Más que una práctica, el yoga es un estilo de vida que beneficia cuerpo, mente y espíritu, al tiempo que permite reconectarse consigo mismo y mantener una mente centrada. Así lo explicó la instructora, Katia Pepay, quien, entre los más de cien tipos de yoga, se especializa en uno de los estilos más dinámicos: el Hatha Yoga.

La base de cada sesión consiste en la gimnasia psicofísica, la relajación, las posturas clásicas asanas, ejercicios para los ojos trataka y una pequeña meditación. Dentro de las prácticas, hacen uso de mudras que son gestos con las manos, los cuales poseen cualidades que favorecen al practicante, además de ejercicios de respiración denominados pranayama que tienden a equilibrar.

“Uno de los trabajos sutiles que tiene el yoga, es expandir las fascias musculares y liberar emociones que, a veces, están atrapadas allí, logrando finalmente equilibrar tu ser, conectar con tu espíritu y ser mucho más completo”, destaca la especialista, quien –además- asegura que esta disciplina es apta para personas de cualquier edad o condición física.

Con el paso de los años, el yoga ha cobrado fuerza en la población; el beneficio de sus técnicas ha captado el interés de quienes, en la búsqueda de una práctica sanadora, han adoptado el yoga como un hábito. “En Acuarius no somos una escuela que tenga un linaje místico, con más de 30 años de experiencia y pertenecemos a la Red internacional de la Gran Fraternidad Universal, que busca el desarrollo de la conciencia y la salud en la humanidad” destaca Pepay

BENEFICIOS DEL HATHA YOGA

Mejora el sistema inmunológico. La contracción y estiramiento muscular y el movimiento de los órganos, ayuda al sistema linfático a combatir las infecciones y a eliminar las toxinas del cuerpo.

Tonifica la columna vertebral. Todos los nervios se ramifican desde la columna vertebral, conectando los diversos sistemas de órganos al cerebro. Si la columna vertebral está rígida, los impulsos nerviosos no pueden fluir libremente a través del cuerpo y los órganos internos se debilitan. Si mantienes la columna vertebral flexible, los nervios permanecen fuertes y se mejora la postura.

Fortalece y tonifica la musculatura. El mantenimiento de las posturas de yoga por diferentes periodos de tiempo fortalece la musculatura.

Aumenta la flexibilidad. Incrementa la elasticidad de los tejidos conectivos y las células que unen las fibras musculares. También mejora el reflejo de estiramiento y otras funciones del sistema nervioso autónomo. Por eso, es un método tan efectivo para incrementar la flexibilidad.

Mejora la salud general. Equilibra el hambre, ayuda a la buena digestión, optimiza el funcionamiento de los órganos del cuerpo, equilibra la tensión, favorece el sueño reparador, ayuda a controlar el peso, regula la menstruación y trabaja a nivel de articulaciones, músculos y ligamentos.

Relaja, centra la mente y libera tensión del cuerpo. Te aporta paz interior y enfoque. Te ayuda a estar presente y feliz.

YOGA PARA TODOS

Cualquier persona puede llegar a practicar yoga. La especialista asegura que siempre hay alternativas para todo tipo de personas, ya que es una práctica sutil, suave, no violenta, sin exigencias ni competencias. Se espera que quien lo practique, logre conectar con su cuerpo. “El yoga es un camino hacia la salud en todos los niveles: físico, mental, y emocional”, detalla.

Beatriz Henrique Flores: “Tengo años asistiendo a las sesiones. Comencé por mi salud, ya que soy diabética y tengo que estar haciendo ejercicio continuamente. Con esta práctica me he sentido muy bien, por eso lo recomiendo, entendiendo que esto no es una moda, sino que es una manera de obtener muchos beneficios para nuestra salud”.

Elsa Vielma Saavedra: “Yo me jubilé en el 2008 y, desde esa fecha, estoy aquí. Asistir era el sueño de mi vida, pero no podía, porque trabajaba en el campo, yo soy profesora. Personalmente, no entré al yoga por paz, porque ya la tenía, yo entré para adelgazar y lo he logrado, total y absolutamente, aunque no te lo propongas, bajas de forma armónica, además que los ejercicios ayudan a rejuvenecer, a mi mucha gente no me reconocía, porque me veían mucho más joven”.

Soledad Reyes: “Llevo tres años haciendo yoga y los beneficios son miles. Me encuentro mentalmente más tranquila, más relajada y bastante centrada. Físicamente, la flexibilidad es super agradable, me hace sentir más cómoda y hasta más alta, con una sensación muy satisfactoria, aparte, se ha hecho un grupo de amistad muy bonito”.

Las personas que practican el yoga, no necesariamente deben regirse por una dieta específica. La instructora detalla que los alumnos -por iniciativa propia- eligen cambiar algunos de sus hábitos, a medida que van realizando la práctica. “Hay personas que se iniciaron en el yoga, siendo fumadores, pero el yoga los motiva a cambiar, porque empiezas a tener una vida más sana, otros dejan de consumir, carnes porque se sienten muy pesados y van dejando todo lo toxico, es un proceso electivo”, revela.

“Si tuviéramos una vida natural más sana no necesitaríamos hacer yoga”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here