Empresarios del turismo afirman estar con el “agua al cuello”

Directivos gremiales aseguran estar invisibilizados para las diferentes herramientas dispuestas por parte del Ejecutivo, con las que -hasta la fecha-no han podido contar para reactivarse.

Destinos de mucha popularidad como Constitución –en verano e invierno- están totalmente desiertos, realidad que perjudica a los emprendimientos turísticos.

La compleja situación de las pequeñas y medianas empresas del rubro del turismo en el Maule se agudiza cada vez más, debido a las limitaciones impuestas por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del Covid-19.
Luego de casi tres meses sin prestar servicios y tampoco obtener pagos, los alojamientos y la gastronomía no cuentan con la liquidez necesaria para subsistir hasta su reapertura, según el plan diseñado desde la Subsecretaría de Turismo.
En este contexto, son varias las Pymes que han quebrado en sectores de la costa como en Pelluhue y Curanipe, tal y como lo confirmó el presidente de la asociación gremial de este rubro para ambas localidades, Patricio Vergara.

“Hemos tenido que ver el cierre definitivo de algunos de nuestros emprendimientos y muchos otros que ya están al punto del colapso, por lo cual, también evalúan la opción de cerrar, porque no pueden sostener estos negocios sin contar con las ventas”, sostuvo.

PROYECCIONES FATÍDICAS
El dirigente gremial agregó que no han contado con ningún tipo de ayuda que represente inyección de recursos para el sector, tras quedar excluidos de las ayudas económicas anunciadas desde el Gobierno.
“Lamentablemente muchos de nuestros asociados -casi el 100%- no se pudieron adjudicar los subsidios. Creemos que esto se debe a los parámetros que están evaluando, teniendo en cuenta las fechas donde nuestro sector tiene la mayor venta en promedio”, expuso.
Es por ello que Vergara hizo un llamado al Gobierno, señalando que apenas un 40% de los emprendimientos de este rubro pudiera sobrevivir a la actual crisis.

ESCENARIO COMPLEJO
Una situación muy similar experimentan las micro y pequeñas empresas que conforman la Cámara de Comercio y Turismo de Constitución. Su presidente, Aquiles Gonzáles, dio fe de la compleja realidad que están afrontando los emprendimientos de los rubros gastronómicos y de alojamiento.
El directivo ratificó la poca ayuda por parte del Gobierno para los empresarios del rubro, donde al menos un 90% de los que postularon a los programas diseñados con estos fines no pudieron adjudicarse dichos fondos.
A esto le sumó las malas experiencias de los créditos con garantía estatal, al cual solo unos cuantos elegidos han tenido acceso, tras la marcada cautela por parte de las instituciones financieras respecto a los emprendimientos del sector turismo.
Por ello, González indicó que, a este paso, serán muchas las Pymes que quebrarán a raíz del poco apoyo gubernamental y la larga espera hasta la reactivación de los servicios.

“Las soluciones que ha dado el Gobierno no nos han dejado para nada conformes, porque siguen actuando como si no estuviéramos siendo afectados por esta pandemia. No lo están tomando con la seriedad que se debe hacer para reactivar y mantener este sector. Hasta el momento, los criterios que están asumiendo para otorgar estos beneficios no nos ayudan en nada”, puntualizó.

CLASE MEDIA
Por su parte, la presidenta de la Cámara de Comercio y Turismo del Borde Costero Norte, Cecilia Mardones, señaló que las ayudas por parte del Gobierno no han considerado a las Pymes del sector del turismo.
“Estamos en tierra de nadie. La municipalidad le otorga ayuda -por ejemplo- a los pescadores, cuya actividad económica no ha parado, pero los dueños de negocios -ya sean cabañas, restaurantes o cafetería; quienes tenemos nuestros emprendimientos totalmente cerrados- no recibimos ayuda alguna”, atestiguó.

Manifestó que ninguna de las micro y pequeñas empresas del rubro cuentan con la solvencia para mantenerse en pie hasta cuando las autoridades consideren el regreso de la prestación de servicios.
“El problema es que nuestros afiliados han quedado en ese vacío que nos encasilla en la clase media. Es por eso que no contamos con ninguna ayuda directa. Estos créditos -como el Fogape- no son tan accesibles como dijo el Gobierno”, aseveró.

GUÍAS TURÍSTICOS
En tanto, desde la Asociación de Guías de Turismo del Maule se alistan para afrontar la primera etapa de reactivación, la cual -según informaron las autoridades- debiera comenzar a mitad de septiembre.
Su presidente, Sebastián Pacheco, indicó que cerca del 90% de los emprendimientos que se encuentran afiliados a este gremio son profesionales independientes, los cuales afrontan grandes dificultades económicas, con un riesgo inminente de quebrar.
Por ello, exigió un esfuerzo mayor por parte del Gobierno para ir en auxilio de estos emprendedores, cuya labor consideró indispensable para el turismo.

“En el turismo post-pandemia todos los expertos aseguran que estará enfocado por un público mucho más local, con muchos menos días y menos desplazamientos. En este aspecto, las autoridades están haciendo programas de marketing importantes, aprovechando la cercanía de Santiago. Nosotros como asociación también estamos visibilizando nuestros destinos, con un turismo mucho más de experiencias”, relató.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here