Empresario “fustigó” a sus pares para colaborar con familias que están cerca del hambre por la pandemia

En fuerte tono, Enrique Bravo afirmó que no basta con unas cajas o canastas de alimentos “solo para calmar la conciencia”, añadiendo que hay que salir de la “burbuja de asado y champán”.

publicado por

Avatar
11 de julio de 2020
443
Empresario Enrique Bravo junto a su esposa, Angélica Toral, aumentaron a 120 mil las raciones de almuerzos para cocinas solidarias en Curicó.

“Dar hasta que duela”. Es la premisa asumida por el empresario curicano, Enrique Bravo Roco, para salir de su autoimpuesta cuarentena y disponer los alimentos necesarios para más de 120 mil almuerzos que, desde hace algunas semanas, se entregan en las cocinas solidarias implementadas en Curicó, con las cuales enfrentan uno de los peores efectos que está arrojando el Covid en la gente, esto es, el hambre.

Gravo Roco, actual gerente general de Empresa Bravo, el mismo que hace cuatro décadas formó una cadena con más de medio centenar de supermercados a lo largo del país, emplazó a otros empresarios a colaborar con la gente que “hoy lo está pasando muy mal. Estamos hablando desde el punto social, en que las familias están en encerradas en sus casas, muchos quedaron sin empleo, a otros les recortaron el sueldo y en suma hay menos recursos”.

“ME DA VERGÜENZA”
Por lo mismo, afirmó que los empresarios “debemos colocarnos en los zapatos de la gente que lo está pasando mal, es que no solamente estoy haciendo un llamado, porque ya lo hice -ahora- estoy fustigando a los empresarios, realmente me estoy poniendo pesado, porque me da vergüenza que exista gente con tantos recursos, viviendo tan cómodos y que hoy día no salgan, ni tengan un poquito de compasión y de solidaridad para salir a aportar y ayudar”.

“Yo, en realidad, no soy me religioso, pero me gusta esa frase del Padre Hurtado: ‘Dar hasta que duela’. Y en torno a ella creo que, ante esta situación por la que estamos cruzando hay mucha gente que seguro está aportando, pero no sé si en verdad todos lo están haciendo en la medida de sus posibilidades”, agregó. También sostuvo que quizás así, con un par de cajas y algunas canastas “se puede calmar la conciencia, pero esa no es la idea, esto va más allá”.

ASADO Y VINO
Bravo confidenció que, junto a su esposa, Angélica Toral, conocieron la labor en los comedores que se han comenzado a implementar en la comuna y decidieron impulsar la iniciativa, primero de entregar los insumos para 80 mil almuerzos, los que -el jueves reciente- se elevaron a 120 mil, para más de 50 cocinas solidarias en funcionamiento en Curicó.

Enrique Bravo reiteró el llamado a sus colegas empresarios. “Los más favorecidos no podemos estar capeando este temporal en una burbuja, con asado y champán; hay que salir a solidarizar, a compartir y aportar ‘hasta que duela’ como dijo el padre Hurtado, por eso empresarios de Curicó, estimados colegas acudamos a socorrer, a aplacar el hambre, porque nadie puede, ni debe pasar hambre en esta ciudad”, puntualizó.

DURA REALIDAD
En tanto el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, al recibir los insumos para estos nuevos 40 mil almuerzos, coincidió con Bravo en cuanto a la situación que se puede ver a simple vista y afecta a miles de curicanos.

“Esto es responder a una realidad que es muy dura, muy cruda y una realidad que ha develado la situación socioeconómica que tenemos en muchos sectores, no solo vulnerables, sino también, de clase media de nuestra comuna”, acotó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here