Empatía: una necesidad en los tiempos actuales

¿Cuántas veces hemos comprendido activamente lo que al prójimo le pasa? ¿Alguna vez nos hemos puesto en el lugar del otro para entender qué siente frente a un acontecimiento de fragilidad emocional? La empatía es uno de los valores personales que hoy en día más se necesita para asumir y comprender la contingencia nacional, esto debido a que la realidad del país nos ha enfrentado a diversos contextos de inestabilidad social y una fuerte fragilidad emocional. Más bien somos dados a hablar mucho y justificar nuestras acciones sean estas buenas o malas, hay un dicho que dice que El Creador nos dio una boca y dos oídos y al parecer actuamos al revés, escuchamos poco y hablamos demasiado.

Esto es argumentado por la encuesta Espacio Público/IPSOS publicada recientemente en el mes de diciembre, la cual reveló que la empatía es uno de los atributos que los chilenos esperan de sus líderes políticos y sociales para superar la crisis y establecer caminos de futuro. Esto debido a la falta de capacidad de conocer, analizar y concluir sobre las necesidades que la comunidad requiere para crecer en justicia social, la cual permita tener las mismas condiciones y capacidades a todos los integrantes de la sociedad en cualquier ámbito: social, laboral, educativo, cultural, entre otros.

Sin embargo, la necesidad de esta capacidad no sólo es requerida hacia las autoridades, sino también a todos quienes somos parte de la sociedad, principalmente quienes participan activamente de la contingencia, como lo son hoy las manifestaciones. Un ejemplo es la rendición de la PSU, hito que estuvo marcado días previos por anuncios de boicot y que derivó en la suspensión de la rendición de esta prueba en diversos recintos a nivel nacional, impidiendo a muchos jóvenes –que se preparan para esta instancia- poder poner en práctica sus conocimientos para ingresar a la educación superior.

Es por esto que la empatía juega un rol esencial en el compartir constante de la sociedad, por lo que estas capacidades de generar y buscar justicia social mediante –primero- manifestaciones y –posteriormente- políticas públicas, no se pueden construir en base al miedo, sino que debe estar basada en el respeto hacia las personas e instituciones.

Para 2020 son diversos los desafíos políticos e instituciones que como sociedad tenemos, por lo que es primordial saber escuchar, interpretar, comprender y ayudar a quienes más lo necesiten, a través de políticas públicas que posibiliten ampliar las perspectivas de la comunidad y la dignidad del ser humano para con ello enriquecer y dignificar nuestro país con nuevas ideas, puntos de vista y oportunidades de desarrollo para todos sus habitantes.

Jorge Brito Obreque
Ingeniero agrónomo
Junta de Adelanto del Maule

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here