“El trabajo está en cuidar la mayor cantidad de empresas para que no sigan quebrando”

Juan Pablo Swett, presidente de la Multigremial de Emprendedores

Juan Pablo Swett, presidente de la Multigremial de Emprendedores

En un escenario muy complejo para los emprendedores de todo el país, producto a las secuelas ocasionadas, primero por el denominado “estallido social” y, luego, por la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19.

Juan Pablo Swett, presidente de la Multigremial Nacional de Emprendedores, analizó la comprometida realidad que tienen en la actualidad las micros, pequeñas y medianas empresas del país.

Usted vaticinó que producto a esta crisis sanitaria el número de Pymes que quebrarían pudieran superar las 100 mil y los cesantes en un millón ¿Se han cumplido estas proyecciones?
“Creo que los números siguen siendo los mismos en tenor del peor escenario que se pudiese generar. Hoy en día, ya existen cerca de 900 mil personas sin trabajo, a lo cual hay que sumarle casi 600 mil que están dentro del sistema de la Ley de Protección al Empleo. Eso significa que hay un millón y medio de chilenos sin trabajo, recibiendo menores ingresos o con su trabajo en riesgo. A este número se le puede sumar -en los próximos tres meses- cerca de 500 mil personas más.
Por lo tanto, como se está dando la crisis del coronavirus, viendo los efectos que está teniendo en la economía en materia de recesión, esperando también un Imacec negativo sobre el 11% para el mes de abril, lamentablemente creemos que se harán realidad las proyecciones. El trabajo está en cuidar la mayor cantidad de empresas para que no sigan quebrando y se mantengan esos puestos de trabajo”.

Son muchos los gremios que han criticado el acceso a los créditos Fogape con respaldo estatal. ¿Cuál es su criterio en torno a esta iniciativa del Ministerio de Hacienda?
“Hemos planteado que aquí se cometió un error por parte del ministro, Ignacio Briones sobre sus expectativas con respecto a los créditos Fogape. Fuimos claros en decir que la banca no iba a ser capaz de poder otorgar el millón de créditos que anunció el Gobierno, no porque la banca no quisiera, sino porque no puede.
En un mes normal, la banca entrega en el orden de siete mil millones de dólares en préstamos. Si consideramos hoy día que los bancos están cerrados, las sucursales no están abiertas y muchos de los empleados están teletrabajando, era muy difícil que los bancos pudieran colocar 24 mil millones de dólares en créditos.
Le planteamos al ministro que aquí el Gobierno nunca puso 24 mil millones de dólares disponibles para las empresas. Lo que puso el Gobierno fueron garantías y esos 24 mil millones de dólares es plata de otros chilenos que tienen una cuenta de ahorro, un deposito a plazo o cuentas corrientes. Por lo tanto, básicamente lo que nosotros planteamos es que los bancos harían un análisis de riesgo de cada empresa para escoger aquellas viables”.

¿Y cómo analiza el actuar de la banca?
“En ese sentido, el tiempo nos ha dado la razón. Hoy día los bancos están actuando a la mayor velocidad que pueden. La Asociación de Bancos decía que no iban a colocar más de 300 mil créditos en total, donde cerca de 150 mil de estos créditos lo generaría BancoEstado.
Pero ocurre que esos 300 mil créditos Fogape dejarían a 700 mil emprendedores fuera de suplir sus necesidades de liquidez. Y hoy en día el Gobierno no tiene una solución para ayudar a estos 700 mil emprendedores que son –principalmente- microempresarios con uno o dos trabajadores, quienes van a terminar o cerrando y perdiendo esas fuentes laborales”.

Estamos ante un escenario donde -según expertos- el pick de esta pandemia tendría lugar a finales de mayo e inicios de junio. ¿Cuánto pudiera complejizar esa proyección a empresas de los sectores del turismo, el comercio y la gastronomía?
“Sería probablemente el sector más golpeado dentro de esta crisis. Ellos también habían sido los sectores más golpeados durante el estallido social, pero –básicamente- el hecho que se corra el pick de esta pandemia hace que la situación se torne más crítica, porque a final de cuentas, todos los planes del Gobierno -como la Ley de Protección al Empleo o los créditos Fogape-alcanzan para cuatro meses de crisis, en el mejor de los casos.
Si consideramos que la crisis partió en el mes de abril y estamos a la mitad del mes de mayo, probablemente los recursos que hoy día están llegando alcancen hasta finales de julio. Esto significa que, si en agosto no somos capaces de retomar una actividad económica relativamente normal, claramente se va a necesitar un nuevo paquete de medidas económicas para mantener estas empresas a flote y no terminen quebrando”.

Es evidente que no serán pocas las Pymes que van a quebrar ¿Cuánto debilitaría esta crisis al ecosistema empresarial de micro, pequeñas y medianas empresas en el país?
“Nosotros estamos viendo que 100 mil empresas podrían quebrar, incluso podrían ser un poco más, pudiendo llegar a las 150 mil. Esto significa que casi el 20% de las micros y pequeñas empresas terminarían cerrando.
Esto obviamente afectaría de manera importante el ecosistema de emprendimiento, porque recuperar la creación de 100 mil empresas nos podría tomar en el orden de cinco o seis años.
Hay que considerar que, en un escenario normal, uno de cada 10 emprendimientos subsiste a los tres años y los otros terminan fracasando. Por lo tanto, si perdemos 150 mil empresas, tendríamos que crear casi un millón y medio de nuevos emprendimientos en los próximos cinco años, para que -por lo menos- el 10% de ellos sean exitosas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here