El tenis del Maule está de regreso y muestra a sus jóvenes proyectos

El entrenador y ex jugador profesional, Enrique Seckel, comentó cómo ha sido la vuelta a las prácticas en cancha en medio de la pandemia, proyectó nombres a nivel internacional y pidió a los dirigentes más espacio para el desarrollo de esta disciplina en la zona

publicado por

Avatar
11 de agosto de 2020
326
Enrique Seckel se ha caracterizado por estar en los primeros pasos de varios tenistas talquinos.

El éxito deportivo no se consigue a la vuelta de la esquina. Los triunfos en el tenis llegan gracias a la constancia, esfuerzo y compromiso, donde debe destacar la técnica y la precisión de los golpes de los tenistas. Son algunos de los conceptos claves para surgir y lograr resultados positivos.

La clave está en el trabajo minucioso desde la etapa formativa. Uno de los técnicos que se preocupa de las bases es Enrique Seckel, quien en la actualidad busca llevar al tenis del Maule a las grandes lides a nivel internacional. Es el gran anhelo del “Kike”, que se ha encargado de iniciar a nuevas promesas locales. Una de esas tenistas es Amparo Martínez Pérez, quien a sus ocho años es una de las figuras con proyección que posee la región.

En medio de los riesgos que representa el Covid-19, este deporte volvió a las canchas. El Club de Tenis Talca fue el primer recinto de la zona en retomar las actividades, al seguir un estricto protocolo sanitario y ha debido adecuarse a una nueva forma de entrenamientos.

Las prácticas se realizan de manera individual, respetando el distanciamiento y cumpliendo con las exigencias de la autoridad sanitaria.

Amparo Martínez es una de las grandes cartas del tenis local gracias a sus certeros golpes.

CLAVES
El tenis maulino siempre ha aportado buenos jugadores al país, muchos han llegado lejos, participando de la Copa Davis y algunos siendo campeones mundiales junior. En ese listado resaltan los hermanos Hormazábal, Guillermo y Sebastián. De igual forma, brilló Marcelo “Mono” Rebolledo.

Mientras que el escenario actual es el de siempre, porque la región cuenta con buenos valores, sin embargo, es importante darle un impulso a la actividad, entregándoles las herramientas y el apoyo necesario.

En este sentido, Enrique Seckel, sostuvo: “Yo específicamente tengo una nueva generación de chicos y ellos requieren mayor trabajo y horas en cancha, además de un buen entrenador capacitado fuera de Chile, porque el tenis evoluciona constantemente”.

FIGURAS
Los últimos meses han sido complejos para el deporte, la gestión de solo algunos dirigentes ha permitido que el tenis vuelva a sus actividades de forma gradual, siendo los jugadores menores los más perjudicados.

No obstante, eso se suple con el esmero de las familias, ya que los padres deben buscar y arrendar canchas para que sus hijos entrenen. En los días de pandemia, el trabajo físico se ha realizado en las casas, donde los deportistas adaptaron ciertos lugares para mantenerse a tono.

“La pandemia no debe frenar el trabajo que estamos haciendo. Tenemos nombres importantes: Amparo Martínez, Clemente Álvarez, Julieta Espinoza, Monserrat Loyola y Constanza Pineda. Estos chicos son la nueva generación y deben pensar a nivel regional, nacional e internacional”, expresó Enrique Seckel, quien desde hace tres años ha venido trabajando en el Club de Tenis Talca, creando un buen equipo, el que ha estado apuntando a proyectar las carreras de los tenistas jóvenes al exterior.

Según este estratega, “Amparo Martínez lidera esta nueva generación. Es una chica de ocho años, tiene un talento que vale la pena resaltar y que con el apoyo necesario debiese ser número uno de Chile, en la categoría de 12 años, esto en dos años más, cuando Amparo tenga solamente 10”.

Los créditos del Club de Tenis Talca debieron variar su planificación en este periodo de pandemia.

APOYO
La gestión de recursos es imprescindible. El desarrollo del tenis exige un importante costo financiero, pues muchos deportistas abandonan por el factor económico y sus carreras se ven terminadas. Lamentablemente es un escenario que viven algunos exponentes, aunque la idea es que estos casos no se repitan y que el deporte reciba los recursos necesarios para cumplirles a los deportistas.

Para Seckel, las carencias del tenis se explican en su desorganización, por eso, es enfático y explicó: “A pesar de la pandemia, los padres de estos chicos están haciendo grandes esfuerzos para llevar a sus hijos a nivel nacional, sin ellos, la cosa sería más difícil. En Talca no hay malos dirigentes, lo que ocurre, es que no hay disponibilidad de dirigentes para este deporte”.

Al tenis maulino le faltan recursos, eso se traduce en que esta disciplina no cuenta con programas ni presupuestos. Generalmente el esfuerzo mayor lo hacen las familias de los tenistas, quedando la tarea pendiente para las autoridades de la cartera y las mismas empresas privadas.

Por el momento, los deportistas siguen entrenando y mejorando su tenis para cumplir con las expectativas trazadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here