El relajamiento de los linarenses ante la pandemia

“Lo negativo es que observamos en el recorrido (medio día) a muchos adultos mayores y niños paseando en el área central".

Durante esta semana los linarenses se relajaron en torno al Covid-19 y no acataron las medidas preventivas para evitar la transmisión del Covid-19.

Los llamados a una “nueva normalidad” y los bajos casos positivos para Coronavirus (28) contribuyeron a que la población saliera a pasear al centro. De esta forma fue posible ver a mucha gente disfrutando, sin mascarilla y poniendo en riesgo su salud.

Lo anterior fue comprobado por la propia seremi de Salud, Marlenne Durán, que encabezó una fiscalización en el marco del plan preventivo en el comercio. “Lo negativo es que observamos en el recorrido (medio día) a muchos adultos mayores y niños paseando en el área central. Por lo mismo es llamado es para quedarse en casa y salir al trámite puntual. Así vamos a estar colaborando en la prevención del virus”, comentó la autoridad sanitaria.

En lo que respecta al plan preventivo en el área comercial, el trabajo culminó con siete sumarios debido a que algunas personas no contaban con mascarilla y en otro no existía ningún tipo de prevención en materia de alcohol gel o mallas aislantes para la atención de público. Además, dos locales de juegos (máquinas de azar) quedaron con prohibición de trabajar debido al incumplimiento de los protocoles que se han fijado para prevenir el Coronavirus.

Asimismo, los fiscalizadores controlaron 59 autos, 38 buses y alrededor de 405 personas. De estas se cursaron 4 sumarios a un chofer y tres pasajeros por no movilizarse con mascarilla. Otro punto que inspeccionado fue el Mercado Municipal, ubicado en el centro de Linares. La revisión permitió establecer que el recinto y sus locatarios están cumpliendo todas las normativas para prevenir el Covid-19.

La población debe comprender que la obligación en materia preventiva no sólo la tiene la autoridad. Cada persona y cada familia deben asumir una disposición a cumplir con las mínimas acciones para no aumentar los contagios. En el caso de la provincia de Linares y Cauquenes lo más difícil ha sido el distanciamiento físico.

n las filas que se hacen para ingresar a supermercados, farmacias o bancos los ciudadanos no están ni siquiera al metro de distancia. Lo anterior ha obligado a personal municipal, policías y militares a intensificar su presencia en algunos puntos estratégicos.

El concejal de Linares, Luis Concha, dijo que “hemos visto que la comunidad no se está quedando en casa y a los jóvenes extremadamente displicentes. Los invito a unirnos y tomar más conciencia de los alcances de esta pandemia”, subrayó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here