El Maule también le ha declarado su amor al mar a través de sus creaciones

Canciones, fotografías y novelas son algunas de las piezas artísticas que recordamos en este nuevo 21 de mayo, día de las Glorias Navales.

La perla del Maule y su visitada costa ha inspirado a muchos artistas de diversas formas. Aquí retratada por una foto de la artista Susana Villar.

Aunque el mar que baña las costas de nuestra región nunca ha sido muy “amable” con los habitantes de esta tierra, con playas que casi siempre son declaradas no aptas para el baño, y más de algún antiguo naufragio en el pasado; esa misma fuerza de los oleajes, la intensidad del azul profundo, su peligrosidad latente ha inspirado a muchos creadores.
En este mes del mar que recordamos con especial significado hoy 21 de mayo -día de las Glorias Navales- traemos a la memoria también algunas de las creaciones artísticas locales que tienen como motivo principal el mar.

EL OLVIDADO “HIJO DE PICHAMÁN”
Para comenzar, la obra de un escritor criollista nacido en el pueblito de Pichamán (hoy comuna de San Javier), Leoncio Guerrero (1910 – 1977), hoy quizá algo olvidado, pero que es oportuno recordar.
De profesión docente, de la escasa información que de él se puede encontrar es posible citar una breve semblanza contenida en la “Historia de la Literatura Chilena” por Máximo Fernández Fraile (1994 Editorial Salesiana): “Se afincó en un neorrealismo intenso, decidor del mar y de los pescadores anónimos de la zona del Maule – con extensión al resto del litoral-, que viven miserablemente de su rudo trabajo”.

Y es que como lo llamó Andrés Sabella en una reseña que tituló “El hijo de Pichamán”, fue “medio huaso, medio marinero”; y en este gusto por retratar la vida de nuestra costa publicó (además de cuentos) las novelas Faluchos (1946), La Caleta (1957), Las Toninas (1964) y Más Allá de las Brumas (1973).

De la belleza del lenguaje y las formas literarias utilizadas en “La Caleta” el mismo Andrés Sabella citaba a otro crítico, Francisco Santander, que decía que reflejaba tres valores: “sencillez, sobriedad y vigor”.

CONSTITUCIÓN ROMÁNTICA
Con fotografías en blanco y negro, las imágenes que Susana Villar tomó hace tres años en Constitución dieron origen a una exposición que siguiendo esta línea poética se tituló “Cielo, Mar y… Vuelos”, y que fue posible visitar en espacios culturales de Talca, y por cierto, de la perla del Maule.
La belleza y simplicidad de estos paisajes invernales quedó retratada en estas fotos. La artista visual sanjavierina cuenta que fueron captados en una época particular de su vida: “Yo estaba en ese tiempo viajando mucho a Constitución porque se podría decir que estaba en una relación sentimental medio tortuosa, entonces por eso ahí hay mucha melancolía, nostalgia”.
Precisamente por estos días Susana Villar está ofreciendo copias de estas imágenes, las que pueden ser adquiridas en alta calidad.

PESCADORES Y CUIDADO DEL MAR
Desde Constitución también el grupo de música latinoamericana Guanay le ha cantado a los “hortelanos de los mares”, que es el nombre que le da a los pescadores en su tema “Pescador de mi tierra” y que comienza así: “Cada día bien temprano /se levanta a domar /aquella bestia de agua /que algunos le llaman «mar».

Y en un estilo más urbano y moderno, el cantautor talquino Jawar presentó hace poco su tema “Microplástico”, donde hay una mezcla del discurso interior y los sentimientos, junto con la referencia al daño que estos elementos hacen en el medio acuático.
“Qué culpa tiene un pez del microplástico/ Por culpa de ésta es su nuevo vecino/ Y aunque nos droguemos de la pena/ Somos responsables del microplástico”, dice parte de la letra, de la cual el mismo artista ha declarado que pretende hacer tomar conciencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here