El Latín y la aventura de explorar la profundidad del lenguaje

El profesor de Filosofía, Alejandro Herrera, realiza un ciclo de doce sesiones donde enseña los fundamentos de esta lengua muerta, que por su relevancia en la Historia sigue atrayendo adeptos a su estudio.

publicado por

Avatar
16 de mayo de 2020
100
El Taller de Latín es desarrollado por Alejandro Herrera, quien también ha indagado en el poder del lenguaje desde la actividad del cuentacuentos.

Aunque se trate de una lengua muerta, que ya no es usada en ningún lugar del mundo, el Latín sigue enseñándose en ámbitos universitarios. Esto porque el haber sido una lengua fundamental en algún momento de la Historia, hace que su estudio sea aún relevante para determinar cuestiones como los orígenes del lenguaje. Y si pensamos que se ha asociado la aparición del lenguaje con el nacimiento de la condición humana… entramos en cuestiones profundas.

Esta verdadera aventura intelectual es lo que ha motivado a un grupo de personas a reunirse en torno a un taller online que imparte el Licenciado en Filosofía, Alejandro Herrera, conocido en el medio local también por desarrollar la técnica del cuentacuentos, y por ser uno de los fundadores del Centro Cultural La Aldea.
Precisamente desde este centro cultural autogestionado de la capital regional es que se imparte este taller cada viernes. En él las personas se reúnen a través de una plataforma (no Zoom) que permite verse y escucharse entre todos.

DESDE LOS ORÍGENES
Todo surgió, cuenta Alejandro Herrera, desde el gusto propio por la temática del poder de las palabras, algo que también ha explorado a través de los cuentacuentos.

“Se define que los seres humanos somos seres humanos desde que comenzamos a comunicarnos a través del lenguaje articulado. De alguna manera se asume que la capacidad de inventar historias, la capacidad de usar la palabra para crear mundos fantásticos o simplemente para relatar nuestra vida es lo que más nos define como personas”, explica respecto de este fenómeno.

Y luego, el latín permite indagar en estos orígenes: “A través del Latín uno puede analizar un continuo de evolución del lenguaje de por lo menos unos 8 mil años atrás quizás. Y eso rápidamente lleva a preguntarse sobre cómo surgen los idiomas, como influyen en nuestra manera de pensar y de ver el mundo, cómo nos va modificando a nosotros el idioma en el cual nacemos, como lengua materna”, dice.
Por último, explica que el aprender otro idioma también tiene otros efectos, como que “nos permite ampliar nuestras funciones neuronales gracias a que tiene una estructura, o una manera de funcionar diferente a lo que estamos acostumbrados”.

CLASES PARTICIPATIVAS
Tras lanzar la convocatoria por redes sociales con el ánimo de “ver qué pasaba”, para su sorpresa, seis personas se mostraron interesadas. La más joven tiene 18 años y el mayor es un adulto de alrededor de 70 años.

De esta forma han ido avanzando en las clases que introducen en esta lengua que es más compleja que el castellano, pero que se relaciona estrechamente con nuestra lengua materna, pues ésta conserva muchas estructuras del Latín.

Sobre la metodología, cuenta que lejos de ser el típico profesor que dicta las clases y punto, aquí la idea es hacer que todos participen. “Voy preguntando, haciendo que ellos mismos vayan respondiendo, que vayan descubriendo por ellos mismos las estructuras del idioma, las reglas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here