El “Juve” recordó las dos copas regionales en su aniversario 115

Estos muñecos rememoraron sus máximos logros de la historia

Como las actividades deportivas están suspendidas, por fuerza mayor, hasta nuevo aviso, la idea es que la comunidad se cuide ante esta pandemia que salió media porfiada.

La vida tiene estas situaciones, que cambia todo de un momento a otro, pero ha servido para estar con los que están en todas, la familia.

El fútbol amateur debió hacer un receso. Los aniversarios de las distintas instituciones que cumplían año durante este periodo de Covid-19 han pasado piola, al no poder efectuar mambos masivos, aunque, de igual forma, los que sienten los colores de verdura, festejaron de una manera distinta, entre los precisos o en sus casas.

Es lo que ocurrió con el Club Deportivo Juventud Villa Alegre, que el pasado 15 de abril apagó, la no despreciable suma, de 115 velitas. Han sido temporadas de dulce y de agraz desde 1905, sin embargo, la historia indica que los logros alcanzados son múltiples.

TOCAR
Ganar en el plano local quizás es pan de cada día, no obstante, tocar la cima regional es otra cosiaca. Es por ello que, para celebrar este nuevo cumple, la familia del “Juve” recordó sus dos máximos logros.

El equipo villalegrino resultó ser monarca de la Copa Regional en 2007, categoría para mayores de 45 pepas, mientras que los tatitas de 50 cachos repitieron esa corona, en una Copa de Campeones que partió en 2013, pero que finalizó en enero de 2014.

Juventud Villa Alegre se dio el gusto de vencer, en ambas finalísimas, a elencos de Talca. En 2007, el cuadro verde derrotó al gran conjunto de Independencia, que contó en sus filas con Jaime “Chasca” Pascal, Luis Sagal y Leopoldo Yáñez, entre otros.

En la comuna de las naranjas empataron 1-1, por lo que la mesa estaba servida para los diablos rojos, que se encontraron con roca, porque Juventud la hizo de oro para imponer sus términos en el complejo “Gilberto Tapia”. Fue 1-0 en favor de los villalegrinos gracias al solitario tanto de Hugo Moraga, padre de un joven talento de, esos días de Rangers. De hecho, en la nota que se publicó el 27 de diciembre de 2007 en Pasión Deportiva se hace alusión a ello.

Mientras que, en la campaña de 2013, que se coronó en 2014, fueron los veteranos de 50 años los que repitieron esta hazaña, al derrotar 2-1 al Deportivo Oriente en Villa Alegre y luego de empatar agónicamente 1-1 en la revancha en el Estadio Sur, según indicó la “Biblia del fútbol amateur” en la edición del 16 de enero de 2014.

Luis Seguel marcó el 1-0 en los 5’, de penal, para los naranjas, pero cuando el duelo expiraba apareció el goleador Héctor “Ñoco” Sáez, quien desató la euforia y alegría de la hinchada verde, la misma que hasta hoy no se olvida de estas proezas a nivel regional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here