El impacto político y económico tras aprobación para retiro anticipado de fondos de las AFP

Desde la óptica de parlamentarios oficialistas, “revelarse” contra el Gobierno se fundamentó en la necesidad de asistir a la clase medida en tiempos de pandemia, mientras economistas ven con recelo la efectividad de la iniciativa.

publicado por

Avatar
10 de julio de 2020
159
Son varios los pasos que debe seguir la propuesta. Este jueves se discutió en la Comisión de Constitución de la Cámara baja, luego se someterá nuevamente a votación y después, iría al Senado.

Polémica ha sido la tramitación para materializar legislativamente el retiro del proyecto que permitiría, por vez única y bajo el estado de excepción constitucional por catástrofe, que las personas retiren el 10% de sus fondos de capitalización en las AFP. Y es que la iniciativa ya fue aprobada por la Cámara Baja y retornó a la discusión en comisión de Constitución.

Posteriormente, lo que seguirá, es la votación –nuevamente- en la Cámara de Diputados y luego, se discutirá en el Senado. No obstante, lo medular del asunto, más allá de la propuesta, ha sido la visible fractura política entre gran parte de los parlamentarios oficialistas y el Gobierno, quienes, convocaron cónclaves de acercamiento con los legisladores, en el contexto de un notable rechazo a la iniciativa.

Los diputados maulinos que decidieron aprobar la propuesta y avanzaron para seguir la discusión fueron nueve. Del oficialismo, el visto bueno fue de parte de Celso Morales y Pedro Álvarez-Salamanca, ambos de la UDI, mientras que, Rolando Rentería, del mismo partido, se abstuvo; por su parte, Hugo Rey y Pablo Prieto, ambos de RN, votaron a favor.

Al respecto, el diputado Hugo Rey, refirió que “obviamente nosotros teníamos, por un deber con toda la clase media, que apoyar esta iniciativa que esperamos que se pueda convertir en ley. La clase media hoy día está pidiendo a gritos que alguien los ayude, que alguien les tienda una mano y esta es una parte importante”.

“CUANDO LES CONVIENE”
Para Pedro Álvarez-Salamanca, la tardanza en medidas concretas orientadas a la clase media, fue lo que lo motivó a aprobar el proyecto. A su vez, el hecho de que el retiro sea solo dentro del período de Estado de Excepción Constitucional y, además, que no sea obligatorio, sustentó más su voto a favor. “La clase media ha estado demasiado olvidada. Esto será un alivio para poder ayudarlos”, afirmo.

De igual forma, confirmó que “en su momento fueron varias las presiones. A mí personalmente me llamaron varias veces, pero uno cuando está en política, tiene que velar un poco también por el bien común. A mi juicio esto ayudaría de alguna manera a poder apoyar a mucha gente que está complicada en este tema”.

En cuanto al llamado de unidad en Chile Vamos por parte del ministro de Interior, Gonzalo Blumel, el diputado replicó que “cuando les conviene, Blumel pide unidad, pero en otros proyectos importantes no hemos visto lo mismo. Renovación (Nacional) y Evópoli, se han descolgado varias veces del Gobierno, y nosotros hemos puesto la cara como UDI y aguantamos todo el chaparrón con proyectos de ley, por ejemplo, con el famoso post natal. No es la unidad que Blumel dice, buscan unidad cuando les conviene”.

ANÁLISIS ECONÓMICO
Sin embargo, también está el lado B del asunto. Para el Gobierno y algunos expertos en materia económica, el retiro de fondos afectará a futuro las pensiones de los ciudadanos. A juicio del intendente del Maule, Juan Eduardo Prieto “debiese haberse trabajado antes de tomar esta medida -que es cortoplacista- para los próximos meses, pensando que el Gobierno ha presentado una gran cantidad de iniciativas que van en ayuda de las personas que la están pasando mal”.

En análisis de la materia, Guillermo Riquelme Silva, investigador del Centro de Estudios y Gestión Social (Ceges) de la Universidad Autónoma de Chile, precisó que no ha habido mayor atención en cuanto a las cifras de los posibles retiros, que según apuntó, son muy disímiles y en su mayoría, con montos muy inferiores al tope máximo permitido de 150 UF (unos $4.300.000).

El economista acotó que la mayor parte de los afiliados podrán retirar un monto muy inferior a dicha cifra, incluso, menos del mínimo informado (35 UF o $1.000.000). “Esto se explica fundamentalmente a que los saldos (ahorros) de los afiliados en sus respectivas cuentas de capitalización individual presentan un acumulado inferior a ese monto”.

“El 65% del total de los afiliados, que equivale aproximadamente a 7 millones de personas, solo podría retirar un monto menor al mínimo, de hecho, la cifra en promedio se sitúa en torno a los 500 mil pesos. Además, sobre 3 millones de personas podrían quedar con cero pesos en su cuenta individual, dado que no tiene más de 1 millón de pesos en ahorros. En cambio, los que podrían retirar cerca del tope máximo permitido ($4,3 millones) son 274 mil personas, lo que equivale solo a un 2,5% del total de los afiliados al sistema de AFP”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here