“El hecho de ser voluntarios, es algo que todos nos sentimos orgullosos”

Recién asumió el cargo el 2 de enero de 2020 y perdurará dos años en estas responsabilidades. Pero sería su segundo periodo, por así decirlo, ya que anteriormente estuvo nueve años ejerciendo estas labores en una de las instituciones más reconocidas del país

Enrique Espinoza retorna al cargo de superintendente del Cuerpo de Bomberos de Talca. También es director de un establecimiento educacional de la comuna.

Con todo el entusiasmo, ya un poco más reposado e incluso con las directrices claras de lo que debería ser su gestión, Enrique Espinoza retornó por elección interna al cargo de superintendente del Cuerpo de Bomberos de Talca.

Su labor en la institución de los “chicos buenos” no es desconocida, ya que lleva una carrera que alcanzará los 25 años, por ello, sigue recibiendo abrazos de bienvenida al interior del cuartel general, ubicado en la calle 2 Sur en Talca.

Con Diario El Centro, la nueva autoridad bomberil habló sobre su carrera, lo que ha logrado en su primera gestión como “súper” y las metas establecidas en su gestión, en el contexto del estallido social, donde los Bomberos incluso motivaron marchas de apoyo en el contexto de un incidente con personal de Carabineros.

Estuvo tres años fuera de la institución, me refiero a un cargo de relevancia…
“Uno no pierde su condición de bombero, de alguna forma, uno siempre está ligado a la institución, todo el tiempo. Después que dejé de ser superintendente (primer periodo), mi condición era la de miembro honorario del cuerpo, así que seguía vinculado, con mi compañía de origen que es la Bomba España de Talca. Y ahora por decisión de la mayoría de los integrantes de la institución, estamos de regreso para hacernos cargo.

Voy a cumplir próximamente 25 años de servicio y tengo 60 años. No ingresé tan jovencito a la institución, sino que después de los 40 años. Me inicié en la Bomba España de Talca, primero en la condición de aspirante y, luego adquirí la calidad de bombero voluntario, me hice parte de las filas. Y ahí comenzó mi desarrollo en la institución. Bomberos va viendo las cualidades o particularidades que tiene cada persona, y se van colocando en roles donde puedan aportar de mejor manera al bienestar y desarrollo apropiado de la institución”.

¿Qué significa ser bombero?
“El proyecto de Bomberos es muy bonito, esto de servir a la comunidad en forma voluntaria, con la misión de salvar vidas y bienes, se transforma en algo hermoso cuando uno tiene espíritu de servicio. Nuestra misión es salvar vidas, en primer lugar, y luego bienes. Esa es la estructura”.

¿Si recibieran remuneración o fueran empleados fiscales, se perdería la mística de la institución?
“Yo entiendo que ha habido intentos de ese tipo, de hacer de esta institución una entidad remunerada. No tengo exactamente evidencias precisas de eso, he escuchado que ha habido intentos, pero que no han prosperado, porque es más de un siglo y medio de bomberismo en el país en condición de voluntariado.

Entonces, ya hay una idiosincrasia, hay carismas propios de la institución, que incluso la gente más antigua –nosotros tenemos oficiales generales con más de 50 años y 70 años de servicio- se encargan de cautelar que ese carisma no se pierda. Incluso el hecho de ser voluntarios, es algo que todos nos sentimos orgullosos. Así que esos intentos no han prosperado”.

¿Pero le hace falta a Bomberos recibir más apoyo del Estado?
“Los recursos siempre son un tema de preocupación para la institución bomberil, en los distintos niveles, desde la Junta Nacional de Bomberos, hasta la última compañía de Magallanes, la más pequeñita que sea, este tema de los recursos es una situación que, a veces complica, hay que ser un muy buen agente administrador para que la plata que podamos reunir, nos alcance para todos.

Recuerdo en mi primer periodo, en el año 2006, partimos con un presupuesto muy bajo, del orden de los 80 a 100 millones de pesos anuales, para resolver todos los temas de gastos básicos que tiene esta institución, especialmente, en lo que significa la mantención de nuestro material mayor, que son nuestros camiones y todos los vehículos que usamos para acudir a las emergencias, los cuales son bastante costosos en sus reparaciones, y lo mismo pasa con las necesidades de material y combustible, donde se va mucho dinero.

Y, por otro lado, en nuestra condición de voluntario, somos una institución que requiere el apoyo de personas que trabajan de forma remunerada, por ejemplo, tenemos cuarteleros, secretarias, contadores, radioperadores, las cuales son claves para el buen servicio, y hay que pagarle sus leyes sociales, como cualquier trabajador del país.

Hoy el Cuerpo de Bomberos de Talca tiene un presupuesto de 260 millones de pesos anuales, lo cual ha permitido que nos podamos mantener en funcionamiento adecuado a las necesidades de la comuna, porque Talca ha crecido muchísimo también, entonces, hay espacios de la comuna que hace años atrás no existían”.

¿Cuáles son las metas a cumplir en su gestión?
“Nosotros siempre hemos tenido el convencimiento de que aquí lo prioritario es el servicio a la comunidad, y ese servicio lo damos en el control de las emergencias, que son diversas.

Por lo tanto, nuestra principal preocupación es que al interior de nuestra institución esos recursos estén tan bien utilizados y que permitan la respuesta que nos pide la ciudadanía.

Este año es particular para nosotros, porque cumplimos 150 años de servicio a la comunidad. Esa trayectoria es el resultado de todo el esfuerzo, de una serie de personas que han pasado por aquí y que han puesto su granito de arena para que el Cuerpo de Bomberos de Talca sea lo que es hoy día, esto es, una institución grande, comparable con los más reconocidas del país, y con una serie de aspiraciones para seguir creciendo.

Este año vamos a poner mucho énfasis en la digitalización de la mayor parte de nuestros procesos. Es un desafío, sin duda, poner a todas las compañías en red con la comandancia, con el cuartel general, con la superintendencia, para desarrollar una gestión más rápida, más eficiente, también más ecológica, sin tanto uso de papel, y que sea más rápida.

Talca ha crecido a nueve compañías de Bomberos desde la Primera que está ubicada en la Tres Sur, entre Cuatro y Cinco Oriente, hasta la recientemente fundada Novena Compañía, que está en el sector norte de la comuna, en Aldea Campesina. Generalmente, las compañías surgen de la inquietud de la comunidad”.

ESTALLIDO SOCIAL

Desde que comenzó el estallido social, la labor de Bomberos -como la de otras instituciones- ha sido de respuesta a la emergencia. ¿Esta situación los tomó por sorpresa?
“Como institución, en lo operativo, nosotros siempre tratamos de estar preparados. De hecho, en nuestros reglamentos, en nuestros estatutos, existe la obligación que las compañías que integran el Cuerpo de Bomberos deben tener ejercicios permanentes de sus voluntarios.

Existe un régimen bastante estricto de capacitación de los bomberos. Hay varios cursos que los voluntarios deben desarrollar para ser bombero operativo y poder participar de las emergencias. Entonces, cuando ocurre una situación, si bien en el origen nosotros no tenemos mucho que ver, tenemos un rol con el control, especialmente con el manejo de incendios y rescate de personas”.

¡Con las barricadas ustedes pueden actuar?
“Lo que ha ocurrido es que la gente que participa en ese tipo de situaciones, nos considera con cierto afecto, tienen cierta consideración con nosotros los bomberos, y cuando nos enfrentamos, la misma gente ha desarmado barricadas para que puedan pasar nuestros vehículos y llevar atención a la gente que nos necesita.

Que seamos atacados en algunas ocasiones, no solo ha pasado en esta condición del estallido social, porque hemos tenido experiencias bien desagradables en situaciones de tranquilidad social, no solo en Talca, en el país, que han sido agredidos los bomberos con palos.

Nosotros años atrás tuvimos una voluntaria de la Primera Compañía que terminó con un TEC cerrado producto de una agresión de una persona en el sector norte de la ciudad. Esas experiencias ocurren. Es incomprensible, no logramos entender por qué hay gente que tiende agredir a los bomberos, que lo único que hacen es ayudarlos”.

Hubo un episodio controversial entre Carabineros y Bomberos el año pasado, cuando algunos manifestantes ingresaron a la Primera Compañía y, tras forcejeos, en ese contexto complejo, tomaron detenido por unos minutos a un directivo. Incluso el presidente nacional de su institución viajó a Talca a resolver la polémica… ¿Existe alguna crítica, autocrítica o descargo de parte de usted ante esa situación puntual?
“Yo no estaba en ese momento a cargo de la institución, estaba el anterior superintendente. Lo que yo conozco de ese tema son los relatos que me han llegado, no podría dar una opinión acabada de lo que sucedió ahí. Lo que sí podría señalar es que nosotros somos una institución de paz, que atiende emergencias, y que tiene como valor importante ayudar al prójimo.

He oído de los bomberos que estuvieron ahí, que en ese instante había gente que estaba sufriendo efectos de los medios que utiliza Carabineros para disolver manifestaciones, y solicitaban agua, había niños pequeños también y, por supuesto, como institución no vamos a cerrar las puertas si alguien necesita ayuda. Ni siquiera preguntamos quién es usted o cómo se llama”.

Pero sí va a estar atento al resultado de la investigación, porque ambas instituciones se comprometieron a aclarar internamente los hechos…
“Vamos a esperar ese resultado y con esa información –me imagino yo- voy a poder tener una visión más profunda y completa de lo que realmente ocurrió.

Con Carabineros de toda la vida, hemos trabajado muy de la mano. Ha habido algunos episodios que han requerido aclaración, a mí me ha tocado visitar al general de zona para discutir aspectos, y hemos tomado algunos acuerdos, donde los temas se solucionaron.

En otras oportunidades ellos han venido aquí también, por ejemplo, en el tema de agresiones a bomberos, estuvieron acá preocupados, presentes, comprometiendo apoyos en las emergencias, en sectores que son más complejos en la comuna”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here