El futuro del “Depo” es totalmente incierto en el balompié de la Segunda División Profesional

El plantel linarense, junto al cuerpo técnico liderado por el DT Rodolfo Neme, estaban con la ilusión de cumplir una notable campaña. Sin embargo, el Covid-19 complicó el panorama. En la semana, la novedad fue la cancelación del 40% restante del sueldo de marzo.

Deportes Linares no alcanzó ni a debutar. La Segunda División Profesional fue la única competencia, organizada por el ente rector del balompié criollo, que no tuvo minutos, a diferencia de la Primera División y la Primera “B”.

La competencia de la Segunda División Profesional es prácticamente el patio trasero de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), porque si bien lleva el rótulo de profesional, muchas veces los equipos pasan zozobras en el tema económico.

Eso lo observaba de lejos Deportes Linares hasta el año pasado, aunque también es sabido el drama histórico que ha tenido la institución albirroja y todo lo que le ha costado el caminar en el día a día. Eso lo saben en el Maule Sur, por eso cada temporada es un desafío no menor para las directivas que están al frente del “Depo”.

Ya es sabido lo que ha ocurrido en este 2020 con la pandemia del Coronavirus, que ha dejado sin fútbol y sin competencias a los diferentes deportistas. En Chile, por ahora, toda actividad está suspendida por fuerza mayor.

MÁS INFORMACIÓN DE DIARIO EL CENTRO

Mario Meza: “Deportes Linares no va a jugar este 2020 en el fútbol profesional”

Deportes Linares se encuentra sin actividad a raíz del Covid-19

ÚNICA
Deportes Linares no alcanzó ni a debutar. La Segunda División Profesional fue la única competencia, organizada por el ente rector del balompié criollo, que no tuvo minutos, a diferencia de la Primera División y la Primera “B”.

El plantel linarense, junto al cuerpo técnico, encabezado por el uruguayo Rodolfo Neme, estaban con la ilusión de poder cumplir una correcta faena en esta nueva etapa. Sin embargo, el Covid-19 complicó el panorama de este grupo de futbolistas.
Como la Sociedad Anónima Deportiva Profesional “Lister Rossel”, que posee el 60% de las acciones, el resto es de la Corporación Deportes Linares, optó por bajar la cortina, después del anuncio del gerente Gabriel Artigues a la plantilla de no continuar con los entrenamientos, ante la situación del país y del mundo. De ahí, las diferencias no cesaron entre personeros y deportistas. El distanciamiento fue total, sobre todo ante la figura de Artigues.

COMPLICACIONES
Luego de eso llegaron las complicaciones en materia de pago de sueldos. La última deuda era el 40% del salario de marzo, lo que quedó saldado en la semana, porque la Municipalidad local se hizo cargo de esos emolumentos de todo el plantel y cuerpo técnico.

“Agradecer desde ya la colaboración que tuvimos por parte del alcalde (Mario Meza). Desde un principio, cuando los futbolistas se expresaron públicamente en una carta, inmediatamente se puso a disposición, queriendo colaborar, no solamente con el Club, sino que especialmente con los funcionarios. En este caso, los futbolistas y todos los que estamos integrando el equipo técnico. Los agradecimientos también a la directiva que está intentando solucionar y pasar este mal momento que todos estamos viviendo”, indicó el estratego Rodolfo Neme.

En tanto, uno de los referentes del equipo, Lucas Mondaca, comentó: “Creo que nos viene bien, estamos pasando momentos difíciles, aunque más mis compañeros que son de afuera y que aún siguen en la ciudad”.

Por su parte, el presidente Marcos Álvarez se refirió a las novedades y lo que le depara a la actividad pelotera, acotando: “Sabemos que no hay fecha para el retorno al fútbol chileno, pero estaremos atentos para volver con más fuerza, cuando llegue el momento en que los albirrojos debuten nuevamente en el profesionalismo”.

Fue el propio alcalde Mario Meza, junto a Marcos Álvarez, quien traspasó los recursos aportados por la corporación local.

“En lo concreto, estamos comenzando a entregar el dinero a todos y a cada uno de los jugadores de Deportes Linares y del cuerpo técnico. Es decir, a cerca de 40 personas, un apoyo económico producto de la suspensión del fútbol profesional, al que Linares ascendió el 28 de octubre del año pasado gracias a estos jugadores, pero por las circunstancias propias de esta pandemia no se ha podido desarrollar. Le agradezco a los jugadores que llevaron a Linares, después de 25 años, a que pudiera debutar en el fútbol profesional y, a modo de agradecimiento, los hemos apoyado económicamente con la finalidad de que ellos puedan solventar, en parte, lo que son sus costos”, indicó la máxima autoridad linarense.

FUTURO
En cuanto a lo que viene, hay absoluta incertidumbre, dado que hay un quiebre en la Sociedad Anónima Deportiva Profesional (SADP) y el alcalde Mario Meza, quien ha insistido en que no facilitará el Estadio “Tucapel Bustamante Lastra” para que el “Depo” juegue debido a los riesgos que esto significa para la salud de las personas debido al Covid-19. “Además sin público es imposible que exista financiamiento”, expresó, considerando el problema económico que habitualmente tiene Deportes Linares.

EJEMPLOS
Para graficar lo complejo que es mantener con vida a una entidad pelotera, otro de los ejemplos, es Deportes Vallenar. De hecho, los integrantes del plantel emanaron un comunicado en la cuenta de Twitter del Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup).

“Tras innumerables promesas de la dirigencia para cumplir con sus obligaciones laborales, hasta el día de hoy (sábado) no han sido canceladas las remuneraciones completas del mes de marzo de 2020. Si bien aceptamos, incluso, la rebaja del 50 por ciento de nuestros salarios, el pago efectuado por el Club fue para una parte muy menor del plantel, en un porcentaje por debajo de lo acordado”, expresó el escrito.

En la misiva, los jugadores de igual forma, resaltan que “la situación resulta grave, toda vez que, en el referido mes, los jugadores realizamos los trabajos instruidos y exigidos por el Club, los que no fueron retribuidos en conformidad a lo pactado”.

Las diferencias de posturas es tal, lo que quisieron dejar en claro en ese texto, donde acusan a la directiva de desconocer el contrato de un jugador, de atrasarse en el pago de arriendos comprometidos y de no hacerse cargo de la operación a la rodilla de un integrante de la plantilla, lesión que ocurrió en una práctica.
“Por todo lo anterior y, apelando a la responsabilidad laboral que le compete a nuestro empleador, exigimos el pago inmediato de los dineros adeudados de los meses marzo y abril de 2020, y el pago de nuestras cotizaciones previsionales”, finalizó.

El fútbol no lo pasa bien por estos días…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here