El Coronavirus preocupa al interior del camarín de Rangers

Al igual como ocurre en otros sectores de la sociedad, el nerviosismo se apoderó del plantel rojinegro por las posibles consecuencias que podría tener un eventual contagio

Los futbolistas del cuadro piducano, por ahora, siguen entrenando en el complejo deportivo “Héctor del Solar Concha”.

Preocupación existe en el plantel de Rangers ante la propagación del Coronavirus en todo el país, situación que -al igual como ocurre en otros ámbitos de la sociedad-, ha provocado que el tema sea motivo de conversación diaria y se adopten decisiones con el fin de disminuir el riesgo de contagio.

“Tomamos medidas de salud, como llevarnos cada uno su ropa a casa, evitar los saludos y no tener tanta cercanía en el contacto con las personas. Algunos toman mate y, muchas veces, se compartía en el camarín, pero, en estos días, esas cosas no se están realizando”, detalló Christian Pavez.

Es que el fútbol no puede estar ajeno al tema del Coronavirus. De hecho, la ANFP suspendió, a partir de hoy, las competencias de todas sus ligas profesionales y el campeonato femenino por un plazo de 14 días.

“Es imposible desentenderse de la realidad país. Cada uno tiene las preocupaciones por el lado de la familia, en cada una hay abuelos, hay algunos que tienen bebé, entonces también está ese nerviosismo de cualquier persona normal. Muchos hablábamos el tema de las vacunas, porque algunos iban a buscar adónde tenían que llevar a sus hijos”, analizó el melenudo mediocampista.

TEMOR

Es que el temor es real dado el explosivo aumento de casos en el territorio nacional y regional. “Lo peor es no saber dónde ni con quién te puedes contagiar, entonces el nerviosismo está siempre”, lamentó.

Por esta razón, Pavez está de acuerdo con la decisión de detener el campeonato. “El fútbol es algo más de todo lo que ocurre en la vida, así que creo que es una buena medida, así como también cortar las fronteras o colocar más barreras para que el virus no se propague en mayor medida y no colapsen los sistemas de salud, eso es primordial hoy en día”, recalcó.

En ese sentido, agregó: “Hay que tener el mayor cuidado posible, porque una enfermedad de nosotros puede ser letal para todos y obviamente no queremos eso (…) Ojalá que no pase nada con algún compañero o con alguno de su familia, porque eso nos sacaría de cualquier foco en caso que ocurriera”.

EJEMPLO

Asimismo, Pavez sostuvo que la paralización del torneo es parte de una línea de acción que debiera darse en cualquier ámbito de la sociedad. “Es una regla de país que deberíamos llevarla a todos lados, evitar sobre todo los lugares masivos. Si no es urgente, no deberíamos realizarlo, porque es una emergencia a nivel mundial y debemos tomarle el peso”, opinó.

Por lo mismo, destacó la importancia de esta medida debido al rol que tiene el balompié. “El fútbol es un ámbito muy social, donde nos toman muchas veces como ejemplo, los niños preguntaban por cómo estábamos haciendo el saludo (con el codo), porque lo vieron ese día por la tele cuando jugamos (el viernes pasado contra Melipilla en La Pintana) y, claro, el fútbol marca una tendencia para todos yo creo, a lo mejor también para grandes empresas, que podrían estar haciendo lo mismo y que yo creo que después de esto lo van a hacer”.

SUSPENSIÓN

Por su parte, Sebastián Villegas también se mostró partidario de la suspensión. “Yo estoy a favor de que la actividad se detenga, porque uno de nosotros se puede contagiar y yo vivo con toda mi familia, tengo dos guaguas, entonces se empieza a complicar un poco y uno siempre termina echándole la culpa a los de arriba cuando pasa algo grave”, planteó.

En ese sentido, precisó: “No es que no queramos entrenar, está nuestra salud de por medio. Creo que no corresponde arriesgar tanto”.

Rangers llegó a estar puntero del torneo de Primera “B” y actualmente se encuentra cuarto, pero a dos puntos de los líderes, Ñublense y Magallanes, tras cuatro fechas disputadas, por lo que esta detención del certamen no llegó en buen momento para el cuadro dirigido por Luis Marcoleta.

“Nosotros, futbolísticamente no queremos parar. Estamos relativamente bien y tuvimos buen arranque de torneo. Esto recién comienza y si, por ejemplo, nosotros paramos un mes, va a empezar todo de nuevo, tendremos que hacer una pretemporada nuevamente, entonces no es grato que pase esto, pero es nuestra salud y nuestra familia. Ya no es un tema personal, pasa por proteger a la gente que está detrás tuyo”, explicó Villegas.

ENTRENAMIENTOS

Al zaguero le gustaría que las prácticas también se detuvieran y que les dieran un programa de trabajo personal para que los futbolistas desarrollen en su hogar. “Sería lo ideal. Nosotros no queremos parar, pero creo que la situación lo amerita (…) Si tenemos que entrenar, creo que lo vamos a hacer, pero va a ser incómodo, sabiendo que en cualquier momento algo puede pasar”, argumentó.

En tanto, Pavez también recalcó que la prioridad es resguardar la salud, aunque reconoció que es un tema complejo. “Como es algo nuevo, no hay un protocolo hecho desde antes. Igual se sigue pensando en el gran objetivo que se tiene (el ascenso), entonces dar tantos días libres, me imagino que para el club y también para nosotros, los jugadores, es complicado, perderíamos muchos días de entrenamiento en caso de que paráramos. Por un lado, te quieres cuidar como jugador, pero por otro, te puedes contagiar a ti y a tu familia. Ojalá no ocurra nada y podamos buscar soluciones: a lo mejor no entrar a camarines y llegar directamente a cancha, para no perder tanto en estos días”, comentó.

Por ahora, el plantel de Rangers volverá hoy a las prácticas en el complejo deportivo “Héctor del Solar Concha”, aunque es un tema que seguirá evaluándose día a día de acuerdo al desarrollo de la contingencia a nivel nacional y local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here