Educación ambiental en el Achibueno

Por el momento, solo queda hacer un llamado a la conciencia ciudadana, en especial, de los propios linarenses.

Muy preocupante es la situación que denunciaron tanto dirigentes vecinales y sociales, así como un concejal de Linares, respecto al manejo de los residuos por parte de turistas y la acción clandestina de personas inescrupulosas, en cuanto a la basura que se acumula los fines de semana en el sector del río Achibueno.

Por muchos años, qué duda cabe, los linarenses emprendieron una lucha de “Davis contra Goliat” para proteger una de las zonas más bellas e inexploradas de la región. Todo esto, luego que empresas hidroeléctricas presentaran proyectos para instalar centrales de pasada en el río, afectando el entorno natural y la biodiversidad.

Al final, se impuso la posición en favor de la defensa del Achibueno, denegando los permisos ambientales. Y, luego, en el gobierno de la expresidenta, Michelle Bachelet, se declaró la zona como santuario de la naturaleza, lo cual terminó por oficializar una protección a perpetuidad de la precordillera linarense.

Pero, desde aquel momento a la fecha, la situación parece no haber evolucionado favorablemente. Así lo demuestran personalidades como Marisol Acuña, vocera del Movimiento de Defensa del Achibueno, quien puso énfasis en la esperanza que se tomen medidas para que la cuenca conservada como un santuario.

“No existen programas de ningún tipo que protejan la naturaleza o donde se fomente el turismo. Acá los turistas no entienden que la basura debe ser devuelta a la ciudad donde viven y no dejar la basura en la precordillera. Esto pasa por la responsabilidad de cada uno para hacerse cargo de los desechos”, señaló Acuña.

La ambientalista concluyó que “el llamado es a que la gente vuelva con la basura a Linares, porque tampoco se cuenta con fiscalización del manejo de los residuos. No existen actividades de reciclaje. Esto tiene que ver mucho con la educación, es un tema de conciencia ciudadana”.

Palabras sabias que demuestran la importancia de trabajar temas de fondo, en especial, asociados a la educación ambiental. En este punto, un rol importante lo tiene la propia municipalidad e instituciones públicas que deben adoptar un rol más importante y trascendente, además, porque manejan recursos para estos fines.

Los municipios, como muchos saben, muchas veces no cuentan con recursos o personal especializado para estos fines. Pero se pueden elaborar proyectos que sean presentados al Consejo Regional (CORE), con el auspicio de entidades públicas, para ejecutar estrategias de mediano y largo plazo en favor del Achibueno.

Quizás durante el presente verano ya es tarde, porque la temporada está en pleno auge. Por el momento, solo queda hacer un llamado a la conciencia ciudadana, en especial, de los propios linarenses. Respecto a los turistas, es importante que quienes los reciben y alojan puedan realizar una labor de difusión medioambiental.

Pero, con miras a los próximos años, es donde cabe realizar una labor más planificada y con financiamiento. Todo ello será muy valorado por las nuevas generaciones, para quienes el Achibueno constituye una herencia invaluable. Más todavía en estos tiempos, en que el cuidado del medio ambiente es prioridad planetaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here