“Dolor y gloria» de Almodóvar se alza con el Goya a la mejor película

Se llevó el primer Goya como mejor director en el año 2000 con "Todo sobre mi madre" cuando también ganó el de mejor película, doblete que repitió en 2007 con "Volver"

«Dolor y gloria», el largometraje número 21 de Pedro Almodóvar, se ha alzado con el Goya a la mejor película en la 34 edición de estos premios de la Academia de Cine.
Almodóvar se lleva así el premio principal frente a Alejandro Amenábar, el otro gran favorito, que competía con «Mientras dure la guerra» y se impone también a «La trinchera infinita», «Lo que arde» e «Intemperie», las otras aspirantes.

Es la cuarta vez en su carrera que lo gana, después de «Mujeres al borde de un ataque de nervios», «Todo sobre mi madre» y «Volver», con lo que se convierte en el director español que más veces lo ha conseguido, por encima de las tres veces de Amenábar y Fernando Trueba.

Recogieron el premio los productores de El deseo Esther García, y Agustín y Pedro Almodóvar; Agustín agradeció la progresión de una película cuyo rodaje, ha dicho, estuvo «impregnado de emoción».

Y dedicó el premio a su familia y a sus hermanas, agradeciéndoles, a una «el flan talismán» que les cocina cuando empiezan una película, y a la otra por «los recuerdos» de los que se apropian para componer sus guiones.

10 GOYAS
Desde ahora, Almodóvar tiene diez goyas, al sumar a los siete conseguidos en estos años de carrera a los de guionista, director y productor de «Dolor y gloria».
Se llevó el primer Goya como mejor director en el año 2000 con «Todo sobre mi madre» cuando también ganó el de mejor película, doblete que repitió en 2007 con «Volver» y que revalida ahora.

A eso hay que sumar los Goya de mejor película y mejor guion que obtuvo por «Mujeres al borde de un ataque de nervios», y el Goya a mejor película iberoamericana como productor de «Relatos salvajes» en 2015.
«Dolor y gloria» es una de las películas más íntimas y personales de la filmografía del director manchego, junto con «La ley del deseo» y «La mala educación».
Con Antonio Banderas como su alter ego, el filme narra la crisis vital y creativa de un director de cine y recorre desde su infancia en los sesenta en su pueblo de origen a su primer amor adulto en el Madrid de los ochenta, con la ruptura y la escritura como única terapia posible.

«No concibo la vida sin seguir rodando», ha declarado el director manchego al momento de recibir el premio.

El primer premio de la noche para «Dolor y gloria» fue para la montadora de la cinta, Teresa Font, que trabajaba por primera vez con Almodóvar; subió después Alberto Iglesias por la banda sonora; Pedro por el mejor guion original y la siguiente en recibir el Goya fue Julieta Serrano, largamente aplaudida por el público, como actriz de reparto.

Antonio Banderas, que logró emocionar incluso a Almodóvar, que dejaba ver las lágrimas detrás de sus habituales gafas de sol, y al público al recordar que se cumplían tres años de su infarto. Los dos últimos fueron a mejor dirección y mejor película.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa