Doctor Fernando Mönckeberg recibió Medalla Abate Molina de la UTalca

Las investigaciones del facultativo permitieron reenfocar las políticas en salud pública hacia la prevención, la detección precoz y la rehabilitación.

El doctor Fernando Monckeberg se suma a una lista de personalidades destacadas que han recibido la medalla al mérito Abate Molina.

La más alta condecoración que entrega la Universidad de Talca, la medalla Abate Molina, fue entregada al Doctor Fernando Mönckeberg. Esta medalla para reconocer a quienes destacan por su aporte a las ciencias, artes y el quehacer público, le fue otorgada en ceremonia virtual al impulsor de los estudios y políticas públicas que lograron combatir la desnutrición infantil.

“La medalla recuerda al primer científico chileno, nacido en la Región del Maule, concretamente en Villa Alegre, pero que estudió durante varios años en Talca, por tanto el Abate Molina fue quien puso ante los ojos de Europa la realidad geográfica, etnográfica, zoológica y botánica de nuestro país. Decimos que es el descubridor científico de Chile porque por ciento, antes de él, son muy pocas las aportaciones que existen en el campo de las ciencias sobre la realidad de nuestro país”, explicó el rector Álvaro Rojas.

“Hace medio siglo atrás, cuando yo recibí mi título profesional, Chile era un país extraordinariamente pobre, la mortalidad en los primeros años de vida era muy alta. Cada mil nacidos vivos, 150 fallecían antes de cumplir un año de edad. El problema en ese entonces comenzaba desde el embarazo; el peso al nacer por la desnutrición reinante, que era menos de 2,5 kilos, afectaba al 23 por ciento de los niños que nacían, es decir, un 23 por ciento de los niños ya nacía desnutrido de manera grave, importante”, afirmó en tanto el condecorado investigador.

La medalla le fue entregada al facultativo -también académico, investigador y economista- durante la ceremonia virtual que organizó la Universidad de Talca.

“Si me preguntan quién ha sido en Chile la persona determinante para que el país haya tenido el desarrollo que ha logrado en los últimos 30 años, mi respuesta es el doctor Fernando Mönckeberg, porque él cambió el capital humano de este país”, afirmó el investigador.

UN NOTABLE APORTE
“Agradezco muy sinceramente esta distinción que me entrega la Universidad de Talca”, dijo Mönckeberg, quien hoy, con 94 años, es reconocido como el principal referente de las investigaciones desarrolladas para erradicar este flagelo en el país, trabajo que además lo hizo merecedor del Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas y del Premio Nacional de Medicina, entre otra larga lista de reconocimientos.

El rector Álvaro Rojas dijo que “para nuestra Universidad es un honor poder hacer entrega de esta Medalla Abate Juan Ignacio Molina, que ha sido recibida por destacadas personalidades como Nicanor Parra, Margot Loyola, Sonia Montecino, el maestro Vicente Bianchi, y también una serie de importantes cultores del mundo de la ciencia, la literatura y del arte”.

“Nuestra comunidad académica y comunidad estudiantil le entregan este reconocimiento por su notable aporte a nuestro país y estamos ciertos que esta condecoración también va a contribuir a reconocer un trabajo tan relevante como el que él ha desarrollado”, subrayó.

CEREMONIA POSTERGADA
Cabe mencionar que la entrega de la Medalla estaba inicialmente programada para octubre de 2019, como cada año en el marco de las actividades por el aniversario institucional. Durante la ceremonia digital, que se encuentra disponible en el link http://campustv.utalca.cl/?p=6380, el profesor y director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), Fernando Vio, quien trabajó con el galardonado médico, tuvo la misión de presentar al galardonado.

La Medalla al Mérito “Abate Juan Ignacio Molina”, instaurada en 1992, es la máxima distinción que otorga la Universidad de Talca para reconocer la labor de destacadas personalidades de ámbitos tan diversos como la ciencia, la historia, la literatura o el quehacer público y su aporte al desarrollo económico, social, cultural, científico y político del país. El reconocimiento debe su nombre a la figura del jesuita Juan Ignacio Molina, nacido el 24 de junio de 1740 en la hacienda Huaraculén, en Villa Alegre, Linares, y quien es considerado el primer científico y naturalista de Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here