Difícil verano 2019-2020 por sequía en el Maule

Carolina Torres Pirazzoli Seremi de Agricultura Región del Maule

publicado por

Avatar
13 de enero de 2020
302

Cuando la mayoría de las entidades públicas ocupan los primeros días de enero para hacer un balance del año anterior, en el agro estamos en plena temporada y no será hasta fines de abril que podamos entregar resultados de las campañas frutícolas y de exportaciones, de las cosechas, vendimia, y luego del inicio de las siembras para la temporada siguiente.

Sin embargo, sí podemos asegurar que para todos los agricultores, esta primavera-verano será difícil de olvidar porque está siendo muy compleja y seguimos en un escenario de alerta y preocupación debido a la crisis hídrica que enfrentamos.

Ya en septiembre, cuando declaramos emergencia agrícola para nueve comunas del secano de las provincias de Curicó y Talca, dijimos que las condiciones climáticas sólo empeorarían en la medida que avanzara el verano y es lo que estamos viendo hoy. Por esa razón, el Intendente Pablo Milad ha solicitado al Ministro de Agricultura –respaldado en nuestro informe técnico-, que decrete cuatro nuevas comunas en emergencia agrícola, abarcando así toda la provincia de Curicó y manteniendo las comunas de secano de la provincia de Talca.

Esta declaración permitirá tomar medidas administrativas y entregar ayudas paliativas, tanto a agricultores como a crianceros y productores apícolas, con recursos sectoriales y del gobierno regional maulino. Uno de los énfasis será obras menores de riego que permitan acceder al recurso en las napas subterráneas y a la vez acumular lo que es entregado por las organizaciones de regantes.

Los agricultores deben estar atentos a estas nuevas entregas aunque todos sabemos que son medidas de ayuda y en ningún caso resolverán el impacto negativo de la sequía para esta temporada. La adaptación a las nuevas condiciones es un tema de largo plazo y de atención permanente en el que todos deberemos involucrarnos. Por lo pronto, hoy debemos también redoblar las medidas de precaución para evitar incendios forestales ya que estamos en un escenario de mayor vulnerabilidad y, como dice el Ministro, Antonio Walker, el mejor incendio es el que no ocurre.

Por otra parte, si bien el estallido social en octubre adicionó otra preocupación a los agricultores, sobre todo al segmento de las pymes, hasta el momento las cosechas y entregas a plantas se han desarrollado de forma bastante normal. Eso no significa que el sector agrícola esté ajeno a la situación del país. Al contrario, estamos participando en los diálogos ciudadanos por la nueva agenda social. Estamos enfocados en potenciar un profundo proceso de escucha para que las necesarias reformas que se incorporen a la agenda pública este 2020, tengan incluidas las visiones de la gente de campo y se hagan cargo de las particularidades de los territorios rurales.
Vamos a trabajar por reducir las brechas entre lo urbano y lo rural y, para eso, un insumo importante lo obtendremos del próximo censo agropecuario 2020 sobre el cual ya empezaremos pronto a informar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here