Día Mundial de Lucha contra el VIH

Entre los países con mayores aumentos de nuevos contagios, según la OPS, se cuenta en primer lugar a Chile con 24%, seguido por Bolivia (22%), Brasil (21%) y Costa Rica (21%).

Preocupantes datos se conocieron en las últimas horas respecto a la situación de salud pública ante el flagelo del VIH/SIDA, una enfermedad respecto a la cual ahora es necesario poner énfasis en la prevención y tratamiento oportuno, atendido que existen protocolos médicos y fármacos que permiten mitigar sus efectos.

Todo ello, además, en el Día Mundial de la Lucha contra el VIH/SIDA. En el caso de Latinoamérica, los datos disponibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) apuntan a que en el subcontinente continúa el aumento en los nuevos contagios, en especial, en países como Chile, Bolivia, Costa Rica y Brasil.

A la fecha, se calcula que dos millones de personas viven con VIH en América Latina y el Caribe, pero cada año, cerca de 35 mil pierden la vida por causas relacionadas con esta enfermedad. Las causas, en este sentido, apuntan a la falta de acceso a servicios de salud, el estigma social, discriminación y la migración económica.

Según la OPS, la cifra anual de muertes disminuyó un 14 % entre 2010 y 2018, siendo éste último año cuando se informaron 35 mil fallecimientos. Pero, las nuevas infecciones aumentaron un 7 %. De hecho, unas cien mil personas contrajeron el VIH el 2018, de los cuales, uno cada cinco tenían edades entre 15 y 24 años.

Entre los países con mayores aumentos de nuevos contagios, según la OPS, se cuenta en primer lugar a Chile con 24%, seguido por Bolivia (22%), Brasil (21%) y Costa Rica (21%). En contraparte, los países que han bajado los nuevos contagios son El Salvador (-48 %), Nicaragua (-29 %) y Colombia (-22 %).

En consecuencia, Chile tiene una meta muy grande en materia de control y mitigación del VIH/SIDA, agravada más aún en tiempos en que existe una crisis de legitimidad de los actores institucionales. Sin embargo, una regla esencial de la vida en comunidad es que, a más libertad, más responsabilidad y desarrollo.

Por este motivo, las autoridades de salud en nuestro país han puesto énfasis en realizar campañas de muestreo rápido, saliendo a terreno, especialmente, en lugares de alta concentración de jóvenes con las edades de mayor riesgo, esto es, en universidades y centros educacionales, con la idea justamente de mejorar la detección precoz.

En este sentido, también es necesario sensibilizar a las comunidades de mayor riesgo, en cuanto a tener un comportamiento sexual protegido, hablando de ello sin tabúes si puntos sin aclarar. Los jóvenes ya conocen dicha realidad, pero, igualmente son temas donde se dialoga poco, muchas veces, por temor a la reacción social.

A ello se suma, también, lo que pueda decir la familia y, especialmente, su entorno más cercano. La idea, entonces, es dialogar abiertamente de estas materias a más temprana edad, en un ambiente franco y directo, para que se comprenda el riesgo y que se puede mitigar, según determine cada persona de acuerdo a su forma de vida.

Lo relevante es que el discurso de los actores sociales y al interior de las familias, debe apuntar a lo importante que es vivir libre de enfermedades de esta naturaleza, más aún, porque afecta directamente a las personas que más queremos y amamos. Y, más allá de todo, es relevante poner por delante el amor y el cariño.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa