Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

La no violencia contra la mujer es un valor importante en la actualidad, pensando en una sociedad cada vez más interconectada y culturalmente diversa.

publicado por

Avatar
26 de noviembre de 2019
0
28

Impacto planetario tuvo el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, en particular, luego que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), revelara datos estremecedores, en cuanto a que durante 2018 al menos 3 mil 529 mujeres fueron víctimas de feminicidio en 25 países de América Latina.
En específico, el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de la Cepal, precisó que cuatro de las cinco tasas más altas de feminicidio se concentran en países de Centroamérica y el Caribe, además de Bolivia. Chile suma 42 femicidios consumados al 2018 y 24 durante el presente año.
Por su parte, El Salvador, Honduras y Bolivia, son las tres naciones con mayor proporción de femicidios, seguidos por Guatemala y República Dominicana. En cuanto a los datos referentes a 2018, Brasil y México destacan sobre el resto en cuanto a la cantidad de mujeres víctimas de feminicidios consumados.
Se trata de mil 206 y 898 casos, respectivamente, con tasas de 1,1 feminicidios por cada 100 mil 000 mujeres en el país sudamericano y de 1,4 en el norteamericano. La ONU, por su parte, exigió un gran esfuerzo colectivo para acabar con las violaciones, un trabajo que requiere cambios legislativos y culturales.
Aunque resulta casi imposible saber el número de casos en el mundo, dado que muchas víctimas no denuncian, se estima que una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física y/o sexual a lo largo de su vida. Ello se traduce en cifras increíbles: 15 millones de adolescentes de 15 a 19 años que han sufrido relaciones sexuales forzadas.
En todo este contexto, sumado a las movilizaciones sociales en Chile, transforman el tema de la no violencia contra la mujer como uno de los ejes más relevantes de la convivencia social y una justa demanda que debe y está siendo afrontada por el sistema político e institucional, fomentando la participación femenina en distintos ámbitos.
En la actualidad, no resulta extraño ver a las mujeres incorporadas cada vez más en posiciones de alta responsabilidad, ya sea en los sectores públicos y privados. De hecho, la discusión técnica en torno a cómo organizar las comisiones que debatirán la nueva Constitución, se discute si habrá cuotas de género o derechamente paridad.
La no violencia contra la mujer es un valor importante en la actualidad, pensando en una sociedad cada vez más interconectada y culturalmente diversa. Por este motivo, la opinión pública no puede menos que estar preocupada y vigilante respecto a que los distintos actores sociales incorporen este punto en sus discursos.
El necesario diálogo social, muy valioso y anhelado por estos tiempos, se debe fundar no solo en facilitar la participación de todos los sectores, sino especialmente en que la cancha sea pareja. Asegurar que cada segmento tenga voz y voto, es un requisito importante, en un contexto de discusión técnica y con metas específicas.
La no violencia contra la mujer es un factor clave en un país que aspira a su desarrollo, no solo en aspectos económicos, sino muy especial en el respeto irrestricto a los derechos humanos. Se trata de una sociedad donde este tipo de bienes públicos estén asegurados, como un derecho inalienable para quienes nacen en esta tierra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here