Día del Trabajo

Este viernes conmemoramos un nuevo Día del Trabajo (han pasado 134 años desde la ejecución de sindicalistas en Estados Unidos que luchaban por la consecución de la jornada laboral de ocho horas ¡ocho horas!). Tal vez el más atípico que se recuerde desde hace tiempo debido a esta pandemia que nos golpea desde hace unos meses y de la que no tenemos claridad aún de cuándo estará en definitiva controlada.

Con seguridad no será un día de celebración para la gran mayoría de los trabajadores, muchos han perdido sus empleos, otros ven con preocupación cómo peligran los propios, y otros, los independientes, ven cómo cada día es más complejo desarrollarlo. Y si a lo anterior sumamos el hecho de que muchas empresas (locales y nacionales) consideradas solventes se han acogido a beneficios para desvincular personal, claramente se hace más incierto el panorama.

Es precisamente cuando suceden este tipo de acontecimientos en los que cabe reflexionar cuán importante es tener un estado verdaderamente garante de derechos, solidario y enfocado en el bienestar y estabilidad de todos a través de políticas públicas claras y consecuentes, con un sentido claro en preservar la dignidad de cada uno de nosotros.

Veo lamentablemente con preocupación cómo las posturas de este gobierno en muchos casos van en sentido contrario, insistiendo majaderamente volver a clases presenciales a la brevedad cuando los expertos recomiendan lo contrario, no fiscalizando a empresas que ejercen presión indebida a trabajadores para que firmen y así acogerse a los beneficios; que las cifras que entregaba el Ministerio de Salud cambien radicalmente (aumentando al doble) de un día para otro porque ahora sí cuentan pacientes asintomáticos; etc.

Y veo por otro lado, no con preocupación sino más bien con rabia, cómo las AFP y grupos económicos se reparten grandes utilidades; el parlamento (en el Senado esta vez) busca excusas para no bajar las dietas parlamentarias; cómo el ministro de energía dice que es anticonstitucional congelar los cobros de servicios; y que todo lo discutido tras el estallido social y sus demandas quedan nuevamente ocultas, haciéndosenos creer que con esta pandemia lo otro (demandas) ya no son tema o ya no lo serán.

El gobierno debe rápidamente entender lo que sucede y mejorar las soluciones propuestas, se vienen en lo inmediato cuatro grandes temas que golpearan directamente a cada uno de nosotros en escala diferente, la crisis económica, la política y social (se arrastra desde el estallido), la ambiental (escases hídrica) y la de salud, es necesario estar preparados y adelantarse a los acontecimientos y no esperar nuevamente a que nos golpee para reaccionar, ya que otra vez tendremos que apelar a la solidaridad entre nosotros ante la ausencia de un estado garante de derechos. Nuevamente deberemos cuidarnos, apoyarnos y seguir trabajando con los mayores resguardos posibles, exponiéndonos por la necesidad de mantenernos.

A quienes puedan quedarse en sus casas, háganlo, entiendan que es importante quedarse porque lo que está en riesgo es su vida y la de sus seres queridos.

Por último, dar un especial saludo especial a los trabajadores de la nueva Primera Línea, los del ámbito de la salud, sin duda ellos son los más expuestos y merecen todo el reconocimiento, sin embargo, también a los otros, los recolectores de basura, a los uniformados y a quienes que son imprescindibles en este periodo de pandemia, para ellos un abrazo fraterno.

Rodrigo Aravena
Miembro Mesa Comunal de Oposición
Presidente PPD Talca

1 Comentario

  1. Estoy de acuerdo que muchos estarán pasando este Día del trabajo cesantes como se dice en la columna, cesantes por tener que cerrar, dado el saqueo que sufrieron y todo el apoyo que se les dio a los delincuentes llamados “primera línea” y hacían de las suyas aprovechando las llamadas manifestaciones para delinquir. Los organizadores y quienes apoyan este tipo de manifestaciones, hacen vista gorda mientras muchos con impotencia, deben cerrar y despedir a sus colaboradores. Mismos que hoy siguen cesantes…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here