Detenido por Caso AK-47 tenía causa pendiente en Talca

Matías Ugalde tenía pendiente el pago de una multa por falsificación de instrumento privado mercantil.

publicado por

Avatar
22 de febrero de 2020
2990
El imputado fue entregado al juzgado de Talca bajo severa custodia de personal de Gendarmería.

En total reserva, personal especializado de Gendarmería procedió este viernes a presentar ante el Juzgado de Garantía de Talca al imputado, Matías Ugalde, por cuanto el sexto detenido e imputado por el bullado Caso AK-47 tenía pendiente el cumplimiento de una condena en la capital regional del Maule.

Ugalde se presentó voluntariamente ante la justicia en Santiago, donde la Fiscalía Metropolitana Oriente formuló cargos criminales en su contra como presunto responsable, junto a otros cinco imputados, entre ellos, la pareja de Ugalde, por la supuesta adquisición de un fusil de guerra de circulación prohibida.

Dicho caso criminal se mantiene bajo secreto, incluso para el Gobierno, aunque la defensa de Ugalde reveló –luego de la audiencia de formalización- que la tenencia del arma no tendría conexión con el denominado “estallido social” y los anuncios de protestas realizados para el mes de marzo próximo.

CHEQUES ROBADOS
En la justicia de Talca, Ugalde tenía pendiente el cumplimiento de una condena decretada el 28 de diciembre del 2012. En aquella jornada, esta persona fue declarado culpable y condenado -en juicio abreviado- como autor de los delitos de falsificación y uso malicioso de instrumento privado mercantil falso reiterado y estafa.

La sentencia indica que estos hechos ocurrieron el 22 de julio de 2009, cuando una mujer fue objeto del robo de su cartera en automóvil por Santiago, donde portaba su chequera del Banco Santander. Pero, algunos meses después, una tercera persona intentó cobrar cuatro de estos cheques por un total de 7 millones 600 mil pesos.

El cobrador reveló que los cheques –que tenían orden de no pago- se los había entregado Ugalde para cancelar una deuda. Por estos hechos, el Juzgado de Garantía de Talca lo condenó a dos años de presidio menor en grado medio y a una multa de diez UTM, por el primer delito, sumando otro año de presidio menor y multa de cinco UTM por la estafa.

MULTA PENDIENTE
A la vez, el juzgado le otorgó al condenado la facilidad de pagar las multas en 15 cuotas de una UTM a partir de enero de 2013, pero con la cláusula de que el no pago de una parcialidad haría exigible el total de la multa. Y en cuanto a las penas principales, se les sustituyó por remisión condicional bajo fiscalización de Gendarmería.

Sin embargo, el imputado no habría pagado la multa y, además, presentaba al menos dos inasistencias al cumplimiento de la condena principal, por lo cual, Gendarmería presentó un informe denunciando esta situación. Por ello, sumado la multa impaga, el juzgado de Talca había decretado la orden de detención a nivel nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here