Destacan disminución en el número de personas y empresas declaradas en quiebra

A pesar de ello, expertos en endeudamiento responsable advierten que las bajas cifras se deben a la falta de operatividad en los tribunales civiles.

Según expertos, el número de personas que se declararan en quiebra durante el segundo semestre debe aumentar hasta en un 20%

Un total de 104 personas en la región del Maule han cursado procedimientos concursales de liquidación de bienes tras declararse en quiebra, según la actualización del boletín estadístico publicado por la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir).

El total declarado en quiebra durante el primer semestre del presente año, representa cuatro procesos menos en comparación con igual periodo durante el año pasado, sin embargo, el impacto socioeconómico aparejado a la crisis sanitaria se ha hecho notar durante los últimos dos meses, cuando la sumatoria de las personas en insolvencia suman 55 casos, igualando el total acumulado en los cuatro meses anteriores.

Al respecto, llamó la atención de los expertos que, del total de las personas declaradas en quiebra en el Maule, el número de mujeres duplica a los hombres, evidenciando otro sesgo en cuanto a género. También se hizo notar la significativa caída en el total de procesos de reorganización de deudas, al contabilizar apenas 14 procedimientos de este tipo, distante de los 38 trámites que se tramitaron el 2019.

EMPRESAS
En el caso de las empresas, se contabilizaron 31 procedimientos concursales de liquidación de bienes durante el primer semestre del presente año, inferior a las 47 sociedades que cerraron sus puertas definitivamente durante el 2019.

Al respecto, Ricardo Ibáñez, abogado y socio fundador de Defensadeudores.cl, advirtió que estas cifras todavía no dan cuenta de lo que se vendrá más adelante, cuando comience el desconfinamiento y los tribunales civiles operen con normalidad.

“Nuestro diagnóstico para el segundo semestre es que va a seguir el aumento de solicitudes de quiebras, ya que todo indica que el desempleo debiese -al menos- duplicarse y serán más las personas atrapadas por las deudas que verán en la quiebra una opción real para salir de su situación de sobreendeudamiento”, comentó.

El experto advirtió que, una vez superada la crisis sanitaria, se debería producir un aumento explosivo en las solicitudes de liquidación, ya que también habrá un alza en las notificaciones de demandas judiciales, por parte de los acreedores en contra de los deudores.

“Las perspectivas de este año es que debería haber un aumento entre 20% y 30% respecto del año pasado. En todo caso, creemos que los efectos más duros de esta crisis realmente se dejarán sentir durante 2021, cuando las pymes tengan que enfrentar el pago de las obligaciones postergadas, como los créditos hipotecarios, y adquiridos, como las líneas de financiamiento Covid”, afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here