Desprestigio.

Señor Director:

En boga en nuestro país y sin una aprobación unánime, ni menos transversal, se escucha y se toman muchas decisiones importantes influenciadas por presiones foráneas (organismos, instituciones y ONG, entre otras).

Sin embargo, nadie de aquellos -ante evidentes y lamentables consecuencias- pagarán y responderán por un céntimo de nada. Ahora solos deberemos salvar el barco y la ola de desprestigio internacional, como Nación, ante los hechos recientes.

Un dicho sabio dice “el prestigio no cuesta nada perderlo, lo difícil es ganarlo.”

José Manuel Caerols Silva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here