Desigualdad social marca entorno socioeconómico en la Región del Maule

El fenómeno advertido no sólo comporta el tipo de actividad productiva que se desarrolla en el territorio, sino también el nivel educacional de los trabajadores, su género, el lugar en que habita o de donde proviene.

publicado por

Avatar
11 de noviembre de 2019
309
La desigualdad en la Región del Maule responde tanto al nivel educacional de las personas, como otros factores como el género.

TALCA.- La creciente desigualdad existente en la Región del Maule se vio manifiesta tras un estudio donde se evaluó la distribución de los ingresos, la educación, el género y el tipo de ocupación.
Guillermo Riquelme, autor de dicho informe e investigador del Centro de Estudios y Gestión Social (Ceges) de la Universidad Autónoma, afirmó que una de las causas que se atribuye a esta desigualdad, dice relación con el nivel educacional de los trabajadores, lo cual se evidencia en el mercado del trabajo, donde los ingresos medios de los ocupados con estudios de postgrado superan en 9,5 veces este indicador en los ocupados que nunca estudiaron.
El académico agregó que “es muy visible que, en ciudades como Cauquenes, Linares, Curicó e incluso Talca, la población tiene comparativamente, a nivel nacional, un menor nivel promedio de educación y, en especial, de calificación para actividades productivas de mayor industrialización y tecnología”.
Sostuvo que -en parte- esto se explica debido a la matriz productiva de la región, la cual se sustenta en la agricultura, a la que se ha sumado durante los últimos años una mayor presencia del comercio y servicios generales, que son actividades que no requieren mayor calificación y, por ende, tampoco reportan mayores ingresos a sus prestadores.
Afirmó que, como consecuencia, la media de los ingresos de los ocupados en la Región del Maule es de solo 440 mil pesos, siendo la segunda región con menor ingreso del país, lo que significa que el 50% de los ocupados maulinos posee un ingreso inferior a los 320 mil pesos, lo que representa tan solo 19 mil pesos más que el actual salario mínimo.
“Se hace muy necesario avanzar hacia la equidad social, contemplando el capital humano inicial, la procedencia territorial de la población y su género, como elementos sustanciales a considerar para generar políticas públicas que converjan a disminuir la desigualdad en nuestra región y el país”, exclamó.

BRECHA DE GENEROS
Resaltó que durante las últimas décadas la mujer se ha incorporado de forma significativa a la educación superior, superando incluso en su participación en matrícula de pregrado a los hombres, tras representar el 52% en el presente periodo lectivo
“No obstante, acá también se observa diferenciación ocupacional de género, en cuanto a que las mujeres optan por carreras tradicionalmente ‘feminizadas’, prefiriendo en su mayoría las áreas de Salud (77,9%), Educación (75%) y Ciencias Sociales (71,5%), áreas típicamente asociadas a los roles de cuidado tradicionalmente asignados a las mujeres”, detalló.
A pesar de ello, significó que las tendencias ocupacionales de las féminas en la actualidad, presentan menores rentas en el mercado laboral, lo que explica la abultada brecha en materia de ingreso por género, el cual durante el último lustro supera el 30% para el Maule.
Detalló que, para la provincia de Linares, esta brecha asciende a un 48,3%, triplicando lo registrado en las demás provincias de la región. Cabe señalar que Linares ha tenido históricamente la tasa de desempleo más alta del Maule, concentrándose su actividad en la agricultura y el comercio, con un alto nivel de informalidad y participación femenina. Actividades que reportan bajos ingresos, lo que explicaría, en parte, la mayor brecha evidenciada por género.

INGRESOS SEGÚN ACTIVIDAD ECONÓMICA
Guillermo Riquelme remarcó en este estudio que las actividades productivas también condicionan fuertemente los ingresos de los ocupados en la región del Maule, donde se observa que estos se encuentran mayoritariamente en el sector silvoagropecuario con una participación del 22,1%, seguido del sector comercio con un 18,2%.
“La agricultura y el comercio son las actividades con mayor ocupados en la región y a su vez son las que presentan los menores ingresos medios, 328 mil y 325 mil, respectivamente. Ambos sectores no requieren mano de obra mayormente calificada, primando los trabajadores que cuentan con sólo educación básica y media”.
Aseveró que la matriz productiva en la Región del Maule durante la última década ha sido testigo de los cambios sustantivos respecto de las actividades que más han crecido en producción y empleo, escenario que tampoco ha generado mayores beneficios para su población, dado los bajos ingresos que perciben los ocupados en actividades de servicios personales y comercio.
El experto añadió que la agricultura ha evidenciado un retroceso notable en la última década, reduciendo en torno a un 1% la cantidad de trabajadores ocupados en dicha actividad económica. Si bien la agricultura todavía sigue teniendo una importante participación en el PIB regional y el empleo, no es menos cierto que su peso económico relativo ha ido disminuyendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here