Desafío Cranch le aporta nuevos productos a la industria alimenticia

Las novedosas propuestas alimenticias provienen de emprendimientos locales, las cuales nacieron desde una idea de negocio y, en la actualidad, cuentan con los requerimientos para ser exportados.

publicado por

Avatar
27 de febrero de 2020
126
Las propuestas culinarias llamaron la atención de muchos de los presentes a la exhibición.

Un total de siete emprendimientos lograron crear un producto mínimo viable como parte del primer Subsidio Semilla de Asignación Flexible para Desafíos (SSAF-D) de la industria alimentaria en la región, el cuyo objetivo otorgar soluciones prácticas para este sector productivo.

Uno de las emprendedoras que formó parte del denominado “Desafío Cranch” fue Blanca Martínez, de la comuna de Vichuquen, quién desarrolló barras energéticas a base de legumbres, harina de garbanzos, quinoa, frutos secos y endulzada con miel de abeja.

“Contiene grasas saludables, proteínas y carbohidratos. Es un producto recomendado para todo tipo de público, tanto para deportistas, niños, veganos y todo aquel que desee una alimentación saludable”, indicó.
Anunció la creación de nuevos productos, donde destaca un snack de legumbres que no contiene sellos y recomendado para la alimentación de cualquier segmento del público consumidor.

ALIANZA PF
Dichos emprendimientos alimenticios contaran –además- con una incorporación al mercado nacional mediante una alianza generada con PF Alimentos. El gerente de Calidad e Innovación de esta empresa, Jaime Labbé, consideró que buscan connotación social, teniendo en cuenta que se tratan de iniciativas familiares que las convierten en elementos diferenciadores por su carácter local.

“Son propiedades que el nuevo consumidor de alimentos valora de mejor forma, al tener un componente social, un componente local-regionalista, porque son innovadores y saludables, son todos atributos esenciales para los alimentos que se están comercializando en el país”, expuso.

Manifestó que esta iniciativa persigue solucionar desafíos que apuntaban a la creación de productos artesanales, mediante el uso de la innovación con un acercamiento a los emprendimientos locales, en favor de convertirlos en abastecedores del sistema de alimentos.

EL RESULTADO DE 14 MESES
Catalina Toro, presidenta de la Fundación Innova, institución que formó parte de este programa, manifestó que acompañaron estos emprendimientos desde una etapa inicial, con la concepción de la idea de negocio, todo desde hace 14 meses atrás.

“Nos alegra ver cómo ya tienen sus productos establecidos, mínimos viables con sus resoluciones sanitarias y casi listos para exportar”, comentó.Confirmó que este resultado responde a un trabajo mancomunado entre instituciones públicas y privadas, con la intención de potenciar los productos locales.

Por su parte, Raphael Zúñiga, director regional de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), valoró como positivo los resultados de este programa.

“El desafío es hacer que ellos crezcan y que sigan comercializando. No podemos conformarnos que tan solo queden en el prototipo. La idea de ellos es crecer”, puntualizó.

Manifestó que uno de los objetivos de dicho proyecto es diversificar la matriz productiva en la región, mediante la asignación de recursos para el emprendimiento y la innovación, incorporando productos nuevos al mercado.

En tanto Matías Pinochet, seremi de Economía Maule, resaltó que este proyecto logra incluir el producto final en el mercado, siendo algo muy positivo para aquellos emprendimientos que parten desde la generación de una idea de negocio. “Hay que ayudarles que todos los productos tengan una buena cadena de comercialización, ubicándolo en los nichos de estos productos, ya sean un mercado general o masivo”, comentó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here