Denuncian fuga de condenado por homicidio calificado

La madre de la víctima aseguró que por medio de Gendarmería confirmó que el acusado permanecía prófugo desde julio, fecha en la que solo ha cumplido cuatro de 13 años de la sentencia

publicado por

Avatar
24 de agosto de 2020
720
El victimario baleó al joven en la Población Santa Marta. La Brigada de Homicidios de la PDI se encargó de la investigación.

El condenado como autor de la muerte de Pedro Gutiérrez Gutiérrez, un joven de 24 años asesinado el 4 de enero de 2016, en la Población Santa Marta de Talca, estaría actualmente prófugo, según lo denunció la madre de la víctima, Iris Gutiérrez.

La mujer aseguró que a partir de algunos rumores sobre la supuesta fuga del condenado consultó la situación del reo ante Gendarmería y desde la institución le confirmaron que, en efecto, el hombre se había escapado.

El acusado, identificado como Cristian Sepúlveda Vilches, había sido trasladado el 19 de febrero del año pasado al Centro de Educación y Trabajo (CET) semiabierto de Talca para que terminara de cumplir allí su condena; después de haber pasado por la cárcel de Linares, donde comenzó a cumplir en noviembre de 2016 la sentencia de 13 años por el delito de homicidio calificado.

Tras lo sucedido, la mujer pide que el autor de la muerte de su hijo, una vez sea capturado, no vuelva a gozar de otros beneficios del sistema penitenciario.

“Lo único que quiero es que cuando lo detengan vuelva a cumplir la condena en Talca como se dictó y que cumpla toda la condena sin beneficios, porque él cometió un crimen con alevosía y premeditación, porque él siguió por toda la ciudad a mi hijo y lo hizo con ensañamiento”, sostuvo.

EL HECHO

Aquel 4 de enero -según la narración de los hechos considerados para el pronunciamiento del veredicto- Sepúlveda Vilches luego de obtener información específica acerca del vehículo en el que se trasladaba la víctima y la ruta que seguiría ese día, lo interceptó en la calle 30 Oriente, entre 4 y 5 Sur “y estando el ofendido al interior del móvil, sin la posibilidad de escape o de resistirse le disparó directamente al cuerpo en 14 ocasiones”.

CON ALEVOSÍA

Al término del proceso judicial, el tribunal configuró la agravante de alevosía, porque el acusado “realizó acciones encaminadas a dar muerte al ofendido, de manera que no tuviera posibilidades de defensa o escape”.

No obstante, los jueces determinaron que no se acreditaba la existencia de la calificante de premeditación en el actuar del imputado.

En cuanto a las atenuantes planteadas por la defesa, el tribunal desestimó la legítima defensa por no haberse acreditado la existencia de agresiones, amenazas o provocaciones antes del ataque en el que el joven perdió la vida. Para fundamentar aquello tampoco se consideró las supuestas amenazas que en el pasado habría hecho la víctima.

SE ENTREGÓ

Según contó la madre del fallecido, un jovencito que acompañaba en el auto a la víctima en el momento cuando fue baleado reconoció como autor a Sepúlveda Vilches.

Además, indicó ella, fue el propio acusado quien se entregó a las autoridades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here