Democracia y derechos humanos

Señor Director:
Luego de esta crisis llamada social, deberíamos rescatar e internalizar por lo menos dos importantes conclusiones que corresponden en ambos casos a una perdida grave de legitimidad, tanto de la democracia como de los derechos humanos como están planteados en nuestro país.

La primera, que termina validando el uso de la violencia para conseguir o poner en el tapete objetivos por loables que ellos sean; pues corroe su esencia. La segunda mostrando groseramente una utilización parcial y antojadiza del concepto derechos, que lejos de aportar a la paz social más parecería agitarla.

En ambos casos ha quedado de manifiesto la inmadurez en la aplicación de los conceptos en nuestra nación y /o la falta de universalidad y transversalidad especialmente de los derechos humanos; los cuales también deberían aplicarse con más equidad y por el bien de las mayorías, incluir la condena en forma tajante y sin ambigüedades, a cualquier activista o grupo que incite, promueva o justifique la violencia entre los seres humanos o se transformará para muchos como tantos lo aprecian hoy en nuestro país, en un tongo o circo inventado para uso y satisfacción de grupos con oscuras intenciones.

José Manuel Caerols Silva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here