Delincuente se ocultaba en el cementerio-para robar

publicado por

Avatar
23 de enero de 2020
491
Delincuente se ocultaba entre tumbas y en nichos para robar en el cementerio municipal de Curicó.

Ante el Juzgado de Garantía de esta ciudad fue entregado un sujeto que, en algunas noches, se había acostumbrado a ingresar hasta los patios del cementerio municipal de Curicó, para sustraer –principalmente- herramientas que son utilizadas para la construcción y mantenimiento de nichos y tumbas.

El sujeto se ocultaba entre y al interior de las tumbas para no ser detenido por los guardias del recinto. A eso de las 05.45 horas de la madrugada del miércoles, este individuo entró una vez más al camposanto, ingresando por el sector de Apumanque.
Ya lo había hecho en un par de ocasiones, según explicó el director (s) del cementerio, Mauricio Trincado. La autoridad explicó que el sospechoso se dirigía principalmente a las bodegas donde se guardan las herramientas y materiales de construcción, los cuales habitualmente son utilizadas por los trabajadores para las labores de mantención.

“Son bodegas pequeñas a las que este sujeto ingresó, para sustraer algunas herramientas en un bolso tipo feria, pero al salir por el mismo lugar se percató que en las afuera estaban los carabineros, alertados por nuestros guardias. Ante lo cual, este sujeto se oculta entre algunos pastelones y tumbas, incluso en alguna ocasión se escondió al interior de algunas de ellas, en construcción”, agregó el director.

Trincado indicó que “tenemos seguimientos y registros de las cámaras cuando otras dos oportunidades había ingresado a las mismas bodegas de los maestros. En una de las ocasiones, se escondió al interior de un nicho que estaba en construcción, por lo cual, es una persona que estaba con ingreso frecuente al cementerio”.

Ahora el imputado no contaba con que era observado -una vez más- desde las cámaras de seguridad del camposanto, lo que permitió establecer el lugar en que se ocultaba entre las tumbas y nichos, permitiendo así su detención cuando faltaban algunos minutos para las siete de la mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here