Crecimiento urbano

Hay que estar atentos a lo que viene y a los límites, nunca eternos, de este desarrollo. ¿Cuánto más puede crecer Talca?

publicado por

Avatar
25 de noviembre de 2019
0
71

El Plan Regulador del 2011 amplió la superficie urbana en donde se pueden realizar proyectos habitacionales, pasando de 3 mil 660 (Plan Regulador de 1991) a 10 mil hectáreas. Un claro incentivo para las constructoras e inmobiliarias.
Sin embargo, hay que tener en cuenta que la ciudad se ha ido desarrollando de acuerdo a límites urbanos existentes y naturales. Así, por ejemplo, hacia el surponiente, Talca ha chocado frontalmente con la comuna de Maule. Hacia el poniente, si bien ha existido un desarrollo inmobiliario, éste se ha visto limitado por accidentes geográficos (río y cerros) y comunas cercanas (Pencahue). Mientras que hacia el oriente el límite urbano y la comuna de San Clemente han acotado el impulso inmobiliario.
Es hacia el nororiente donde, de acuerdo a lo establecido en el Plan Regulador del 2011, se han generado más oportunidades de espacios para desarrollar proyectos habitacionales. Es ahí donde las constructoras e inmobiliarias han puesto su mayor esfuerzo por adquirir terrenos y levantar viviendas.
Especialmente destacable es la labor realizada por la Constructora Independencia a través del proyecto Bicentenario. Un sector cuantificado, por la misma empresa, con una población de 18 mil 600 habitantes, mayor a la de varias comunas del Maule.
Los ejecutivos de la Constructora Independencia aseguran que se trata de “desarrollar el mejor proyecto de integración social urbano del país”. Las diferentes etapas de las villas Bicentenario así lo atestiguan, dando vida a un interesante plan urbano, con áreas verdes, plaza, servicios educacionales, comerciales y cívicos que le dan vida social, recreativa y comunitaria al sector.
Una idea que el municipio ha valorado, proyectando el traslado de algunos servicios. Así, junto a lo ya ejecutado en torno a la Avenida San Miguel -con servicios de distinta índole-, la zona nororiente de Talca asume una identidad urbana reconocible y de calidad que debe resguardarse.
Los evidentes problemas de conexión, que provocan en ciertos horarios una aguda congestión vehicular, deben ser abordados con altura de miras. Lo que, consideran las autoridades locales, debiera ser solucionado con la ejecución de diferentes obras viales, especialmente las que se planifican como parte de la relicitación de la concesión del tramo Talca-Chillán de la ruta 5 Sur.
Así las cosas, la expansión inmobiliaria hacia el nororiente de la ciudad aparece como un buen ejemplo de desarrollo urbano.
Sin embargo, hay que estar atentos a lo que viene y a los límites, nunca eternos, de este desarrollo. ¿Cuánto más puede crecer Talca? ¿Qué pasará más allá de los límites que el mismo Plan Regulador del 2011 se autoimpuso? ¿No será mejor resolver de una vez las trabas que han impedido la densificación del casco histórico, como una manera de desincentivar la expansión desproporcionada hacia la periferia?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here