Congreso Futuro 2020

Los temas a discutir y analizar son, justamente, aquellos que permiten mirar en perspectiva lo que ocurrirá con nuestro quehacer como sociedad planetaria.

Una trascendental jornada se vivirá hoy en Talca, por cuanto todos quienes se interesen en materias como tecnología, ciencia y medio ambiente, tendrán la oportunidad única de escuchar a expositores que presentarán los últimos conocimientos en estas materias, ofreciendo una importante alternativa de actualización y difusión.

Se trata del Congreso Futuro 2020. Entre quienes harán uso de la palabra se cuentan Lindy Elkins-Tanton, investigadora principal de la misión “Psique” de la NASA; Valentine Goddard, fundadora de “Artificial Intelligence Impact Aliance”; y Anthony Grayling, Doctor en Filosofía y experto en democracia del futuro.

Este año, el slogan es “Idas para un nuevo mundo”. Por ello, los temas a discutir y analizar son, justamente, aquellos que permiten mirar en perspectiva lo que ocurrirá con nuestro quehacer como sociedad planetaria, cada vez más interconectada, sensible a los cambios y consciente de que el ser humano tiene un rol clave.

Ello es especialmente claro en el tema medio ambiental. Justamente, uno de los paneles será el cambio climático, un fenómeno que es particularmente sensible en regiones como el Maule, donde la sequía histórica que nos afecta como región, tiene consecuencias que afectarán a la agricultura, la principal actividad productiva.

Otras materias relevantes son inteligencia artificial, democracia del futuro y astronomía. La primera de ellas, ya es una realidad en muchas empresas, donde las decisiones se están entregando a algoritmos que resuelven desde manejo de personal y horas laborales, hasta la coordinación de las cadenas de distribución a puntos de venta.

En paralelo, los algoritmos analizan a diario millones de mensajes en redes sociales, buscando los intereses del público y, especialmente, quienes son posibles de influenciar con publicidad. Ello se traduce, por ejemplo, en que al abrir nuestro perfil en Facebook veamos mensajes de hoteles o playas, en tiempos de vacaciones.

En este mar de datos, también los algoritmos pueden buscar influir en la opinión pública, a través de noticias falsas que se reproducen en perfiles creados por “bots”. Así ocurrió en procesos eleccionarios recientes, como fue la votación por el “Brexit” en Inglaterra o la votación que terminó co Donald Trump como Presidente de EE.UU.

Por ello, lo relevante no es solo acceder a la tecnología o al conocimiento, sino entender que el uso de estas herramientas no puede atentar contra el libre albedrío o la sana crítica de las personas. Las sociedades tienen, antes que todo, que preservar a todo evento el derecho a tomar libremente sus decisiones fundamentales.

Se trata de un derecho que forma parte de la esencia del ser humano. Y corresponde al sistema democrático y al Estado de Derecho preservar que las personas adopten sus decisiones en forma libre y sin influencias, más allá de estar debidamente informados, desde fuentes creíbles y confiables, fundados en hechos concretos.

El libre albedrío, al igual que el libre mercado, son las bases esenciales del liberalismo económico y político, el cual parece quedar reducido al lado del poder de los algoritmos de macrodatos. En esta materia, son los gobiernos y los representantes políticos a quienes corresponde dar el ejemplo y proteger a sus ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here