“Es necesario identificar el origen del conflicto, para descartar si este se surgió antes o después de la etapa de confinamiento en pareja”

Mayarilen Angélica del Río, psicóloga, explicó que durante las últimas semanas se han incrementado el número de consultas psicológicas de parejas solicitando apoyo y orientación para la solución de sus problemas, ya que permanecer juntos 24 horas del día y siete días de la semana, suele originar conflictos por la falta del espacio de “independencia”.

La infelicidad y problemas de parejas no se deben directamente al encierro, sino que “se volvió en un factor que obstaculiza los medios de solución que, solían utilizarse para tolerar y sobrellevar dichos inconvenientes”, detalla la psicóloga.

“Antes de la crisis sanitaria del Covid-19, el modo de enfrentar y sobrellevar el malestar personal ante los roces de pareja, era mediante el uso y consumo de recursos externos, como las distracciones, el placer y el bienestar que entregaba el poder salir de casa. Hacer deporte con los amigos, ir al gimnasio, de shopping, a algún restaurante o visitar familiares y amigos, son recursos indispensables de entretención”, puntualizó.

Bajo estos medios externos, se lograban tolerar las fricciones de la relación y amortiguar el malestar individual al interior de la pareja según explicó del Río. Actualmente, ya sea de forma preventiva u obligatoria, en varias familias se extinguieron dichas alternativas, contando solamente con recursos internos para mantenerse equilibrados.

IDENTIFICACIÓN

A criterio de la psicóloga, es fundamental que se identifique si los problemas provienen de los efectos sociales del Covid-19 o surgieron antes. En el primer caso, es posible considerar que la cuarentena origine los conflictos, debido a sus efectos colaterales en la parte económica, la salud y convivencia familiar, por ende, una vez resueltos estos problemas externos, resulta muy probable que los roces de pareja tiendan a disolverse.

En el segundo caso, si los problemas se acarrean con anticipación al Covid-19, la cuarentena no es la causa, sino el factor que agudizó dicha infelicidad y, ya no hay escapatoria, espacio o actividad que ayude a tolerarlos ni resolverlos.

CONSECUENCIAS

Si no se logra la resolución de conflictos, es común que las peleas cada vez sean más constantes, incrementando así la desconfianza, distancia y frialdad amorosa y sexual. A nivel individual, surge el aumento del estrés, sentimientos de culpa, inseguridad, celos y rabia, así como una mayor probabilidad de que aparezcan actos de impulsividad, agresión y maltrato al interior de la pareja, dañando también la relación con los más cercanos, los hijos y padres.

“En la esfera del grupo familiar, se origina una gran interferencia en las relaciones, incluso, los hijos también pueden comenzar a mostrar problemas de conducta, rebeldía y en algunos casos, síntomas psicológicos como pesadillas, pérdida del control, llantos, violencia, aislamiento, desánimo, cambios bruscos de humor, entre otros”, mencionó la psicóloga.

MÉTODOS DE CONVIVENCIA

“Una de las soluciones que propongo es un nuevo acercamiento al conflicto, donde la pareja logre aceptarlo como un asunto cotidiano, inevitable y muchas veces imprevisto, volviéndose un hecho básico e ineludible de la vida que nos invita a desarrollar nuevas formas de relacionarnos, aprender y crecer ante nuestras diferencias y errores”, explicó.

Otro punto importante para la especialista, es no buscar parecerse o imponerse sobre los demás, es decir, no minimizarse ni despreciar al otro porque esa actitud sólo refleja una condición negadora y defensiva hacia el conflicto que más que ayudar, evita las posibilidades de cambios positivos y aprendizajes.

Ahora bien, si la pareja ha efectuado diferentes intentos y medidas para resolver los conflictos y aun así continua el estado de infelicidad, recomendó buscar ayuda de un tercero que los apoye a mediar la relación, ya sea con una persona de confianza para los dos o acudir a la ayuda profesional, mediante asesorías de psicoterapias, a fin de iniciar un proceso de crecimiento y superación en torno a la vida íntima de pareja.

LA IMPORTANCIA DE LOS ACUERDOS

La vida está llena de conflictos que resolver y, hoy más que nunca, es muy importante establecer acuerdos en relación con lo que se entiende por conflicto, y qué estrategias creativas de resolución se adoptarán. Según la psicóloga, es indispensable aprender a identificar y expresar cuáles son las situaciones «reales» conflictivas para cada uno, con un lenguaje claro, honesto y concreto sin ánimo de discutir sino con foco y acción en la solución.

El estilo comunicacional, el grado de confianza, la honestidad, lealtad, tolerancia y creatividad de quienes integran la relación, constituyen métodos para sobrellevar este tipo de crisis.

Página web: www.conscienciavital.net

Redes sociales: @ConscienciaVital 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here