¿Cómo almacenar frutas y verduras sin tratamientos químicos?

publicado por

Avatar
13 de enero de 2020
149
El método de atmósferas controladas y modificadas para frutas y verduras está en auge, especialmente, porque no considera aplicación de productos químicos.

A fines del año pasado se dio a conocer el primer estudio de competitividad de la industria chilena de la fruta fresca, denominado “2030: Juntos, Nuestra Fruta Valdrá Más”, realizado por Matrix Consulting.
Allí se destacó el importante crecimiento del consumo per cápita de alimentos que se estima para el año 2030. Para el consumo de frutas y verduras, el informe reveló que se espera aumente un 80%, lo que constituye una excelente oportunidad para Chile.

ATMÓSFERAS CONTROLADAS
En este escenario, buscar alternativas innovadoras para preservar estos alimentos que necesitan ser movilizados, tanto dentro como fuera del país, es todo un desafío para la industria.
Claudia Sánchez, subgerente de Negocios Vitivinícola y Alimentos de Indura, cuenta que el método de atmósferas controladas y modificadas para frutas y verduras está en auge, especialmente, porque no considera aplicación de productos químicos, logrando preservar y extender la calidad y vida útil de los productos.

CALIDAD Y DURABILIDAD
Con la aplicación de atmósferas controladas y modificadas, se logra cambiar las condiciones ambientales de almacenamiento de estos alimentos, ya que “reduciendo la tasa de respiración y emisión de gases de maduración, es posible la conservación de frutas y hortalizas”, explicó.
También detalló que “mediante la inyección de nitrógeno y/o anhídrido carbónico, se reduce la cantidad de oxígeno ambiental, bajando la tasa de respiración; así en combinación con bajas temperaturas, se logra mantener la frescura del alimento, aumentando su calidad y durabilidad”.

“TRATAMIENTOS MÁS NATURALES”
Sánchez destacó que la aplicación de esta innovación “se realiza a partir de gases atmosféricos, evitando la aplicación de productos químicos que están lejos de satisfacer las tendencias actuales de alimentación, que incorporan cada vez más productos orgánicos o tratamientos más naturales”.
Además, “la normativa de los países apunta a esta exigencia asociada a gases inocuos tanto para las personas como para los alimentos”, puntualiza.

BOLSAS UNITARIAS
La ejecutiva afirmó que la aplicación de este método puede ser realizada en bolsas unitarias o en contenedores, cuando los alimentos son trasladados. “Permite la conservación de frutas y hortalizas durante semanas o, incluso, meses, ya sea en transporte marítimo o terrestre y/o en cámaras de mantención”, explicó.

Ejemplificó señalando que, generalmente, “se aplica para la conservación de frutas como manzanas, kiwis, uvas, arándanos y ciruelas; y en el caso de hortalizas, para mix de hojas verdes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here