Comerciantes refuerzan medidas de seguridad por temor a nuevos asaltos

Si bien los afectados valoran que parte de los presuntos responsables hayan sido presentados a la justicia, quedando en prisión preventiva, también esperan que los patrullajes preventivos se mantengan en sus barrios

publicado por

Avatar
7 de agosto de 2020
161
Como medida de seguridad propia los locatarios instalaron esta semana rejas metálicas en el interior de los almacenes.

La experiencia de ser asaltados de manera violenta al interior del local donde han trabajado durante décadas sin ningún sobresalto, motivó a varios comerciantes de la zona surponiente de Talca a tomar resguardos individuales para la protección de sus bienes y de su propia integridad física.

Al menos en dos locales, separados por pocas cuadras de distancia, sus dueños decidieron instalar rejas metálicas en el interior del establecimiento, como medida de protección, separando los productos y la caja registradora de los usuarios.

“Lo ocurrido ojalá que no vuelva a pasar nunca más, porque uno queda con miedo”, dijo una de las víctimas, cuyo nombre se omite por razones de seguridad.

En su caso, mencionó que en 25 años de funcionamiento de su almacén nunca había sufrido un atraco. Tampoco el propietario de una verdulería cercana, instalada en la zona desde hace una década.

La zona, coincidieron ambos comerciantes, se caracteriza por ser tranquila y segura, donde los robos en viviendas o en la calle eran muy esporádicos.

Por eso cambió, a partir de esta seguidilla de robos violentos que comenzaron en mayo pasado, afirman los vecinos, reconociendo que igualmente las rondas de patrullaje en la zona son más frecuentes.

Si bien el trabajo de vigilancia e investigación rindió los primeros resultados, con la detención de nueve personas, los comerciantes esperan que las labores de resguardo policial se mantengan y que, de ser demostrada la culpabilidad de los imputados, reciban condenas de cárcel.

MÁS INFORMACIÓN DE DIARIO EL CENTRO

Cayó banda que era buscada por numerosos asaltos en Talca y Maule

INVESTIGACIÓN
Este miércoles en la madrugada, en medio de 12 allanamientos ejecutadas por funcionarios del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) y la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de Carabineros, se llevó a cabo la detención de ocho personas, quienes se sumaron a un menor de edad que había sido detenido hace una semana.

El grupo fue posteriormente formalizado por la fiscalía como responsable de 10 delitos de robos con violencia y robos con intimidación, ante el Juzgado de Garantía de Talca, el cual decretó prisión preventiva para todos los detenidos, por considerar que representan un peligro para la sociedad, fijando un plazo de investigación de tres meses.

La detención de estos sujetos se produjo a partir de los resultados del análisis de más de 70 casos ocurridos desde mediados de mayo, tanto en Talca como en las comunas de Maule y Pelarco.

De estos hechos, el equipo policial en coordinación con la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos (Sacfi) de la Fiscalía Regional, logró asociar a los imputados -fundamentado en diversas evidencias- en 10 asaltos.

CASO A CASO
Uno de los robos fue cometido en un almacén ubicado en el sector surponiente de Talca, aproximadamente, a las 21.00 horas del pasado 23 de julio, cuando al interior del local estaban el encargado y un cliente.

“Fue todo tan rápido ese día. Nosotros estábamos a punto de cerrar cuando justo llegó un cliente; estábamos atendiéndolo y conversando, cuando entraron tres personas rápidamente. Yo pensé que era una broma, porque no nos había pasado nunca en 25 años aquí instalados”, relató la víctima.

Uno de los sujetos -con el rostro totalmente cubierto- ingresó hasta donde estaba la caja registradora, en búsqueda de dinero en efectivo. Mientras eso pasaba, hubo un forcejeo y uno de los asaltantes golpeó con la cacha de un arma al cliente, quedado con una lesión en la cabeza.

En medio de aquel forcejeo, uno de los comerciantes accionó un arma de fogueo para asustar a los sujetos y dos de los asaltantes salieron corriendo, mientras que el tercero se quedó intentando sustraer el dinero, pero solo pudo tomar un teléfono celular.

A pocas cuadras, de allí, pero a principios de junio, el propietario de una verdulería también fue víctima de robo con intimidación. “Me amedrentaron con una escopeta hechiza y un cuchillo. Me robaron la plata de la cartera, me revisaron por todas partes. Tenía la plata de dos días de trabajo y la de la jubilación en el otro bolsillo y me la sacaron toda”, recordó el comerciante, a quien le sustrajeron 500 mil pesos en total.

Allí actuaron tres delincuentes, pero esta vez, a plena luz del día, cerca de las 16.00 horas.

SIMILITUDES
A mediados de mayo, comenzaron las policías a recibir numerosas denuncias por delitos de robo con violencia y robo con intimidación, con características comunes: el tipo de lugar atacado -almacenes de barrios y estaciones de servicio-, la cantidad de personas que actuaba y la forma cómo se desplazaban los delincuentes.

Los asaltantes procedían de manera muy similar. Según fuentes cercanas a la investigación, en general, lo hacían en grupos de tres a cinco hombres. En la mayoría aparecen sindicados cuatro menores de edad y tres adultos, pero no todos entraban a intimidar a las víctimas.

Casi siempre se quedaba un sujeto adulto en un auto blanco, apodado como “El Venezuela”, quien los trasladaba en el vehículo.

Cuando no eran almacenes de barrio, sino bencineras, en varios hechos llegaron en un auto rojo y utilizaron supuestas armas de fantasía, para amedrentar a los trabajadores y que entregaran el dinero en efectivo, así como otras especies de valor.

Los restantes involucrados están señalados como supuestos cómplices, uno por haber facilitado una escopeta a los imputados y una mujer como presunta encubridora.

MÁS DE 70 CASOS
El análisis de los últimos meses se concentró en aproximadamente 74 asaltos similares.

“En base a esos casos que recopilamos se comenzó a realizar el empadronamiento de las víctimas, testigos y el análisis de los datos contenidos en las denuncias de los partes policiales”, explicó el subprefecto de los servicios de la Tercera Comisaría de Carabineros de Talca, Jaime Valenzuela.

A partir de los antecedentes recopilados por Carabineros y cotejados con los datos de la fiscalía de foco, fue posible identificar a los integrantes de esta aparente banda delincuencial ya formalizada, como supuestos partícipes de una decena de hechos delictivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here