Comerciantes del Crece vuelven a la Uno Sur sin permiso del municipio

Los comerciantes se instalaron en la Uno Sur aunque están bajo apercibimiento de ser objeto de partes municipales.

Los vendedores del Centro Regional de Comerciantes y Emprendedores (Crece) decidieron volver a instarse esta semana en la calle Uno Sur, entre Cuatro y Cinco Oriente, pese a que el 31 de diciembre venció el plazo autorizado por la municipalidad de Talca para que trabajaran como comercio ambulante.

El jueves pasado, se concretó una reunión entre los comerciantes y el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, pero el resultado no dejó satisfechos a los vendedores.

“Nos quedamos en la calle, porque de los acuerdos que concretamos con el alcalde en diciembre no se ha logrado ninguno. Estos acuerdos son las mejoras en directa relación con aumentar las ventas y las condiciones laborales del Crece. Si bien tuvimos una reunión con él para finiquitar todo el programa y la ayuda que íbamos a recibir, al final fueron puras promesas”, señaló José Rodríguez, vocero de los comerciantes.

Uno de los compromisos adquiridos por el jefe comunal en diciembre -después de que los comerciantes se negaran a participar en la Feria Navideña organizada por el municipio y sin costo- fue facilitar mecanismos de promoción del recinto.

Para tales fines, se contrataría a un asesor de marketing, según lo informaron en su momento los dirigentes del Crece. En la última reunión, en la municipalidad les informaron que esto todavía no estaba concretado y que podría demorar un mes más, a lo que se sumaría el tiempo necesario para la elaboración de una estrategia.

“Las soluciones van a llegar a fin de año, si es que llegan. Al final, todo fue una nube de humo que nos vendió (el alcalde)”, criticó Rodríguez. Otra de las exigencias de los comerciantes es que el edificio del Crece sea acondicionado con la instalación de mamparas, la construcción de un estacionamiento y un paso de cebra para que el público pueda cruzar la Uno Sur.

Aunque conscientes de que trabajar como ambulantes sin autorización podría perjudicarlos, los vendedores aseguraron que no se retirarán de la Uno Sur, hasta no ver satisfechas sus demandas.

“Nos amenazaron con llevarse la mercadería, con pasarnos partes, recibimos amenazas de que iba a venir Carabineros (…). No sé de cuánto es la multa que arriesgamos, pero estamos dispuestos a todo, a que nos lleve la mercadería, a que nos lleven presos por un objetivo común de poder trabajar”, dijo el vocero de los comerciantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here