Comentario de cine: Huyendo de tu hogar

“Marea Humana” es un emotivo documental que recorre 23 países y 40 campos de refugiados en el mundo para brindar una mirada cruda en torno a la migración, fenómeno que en la actualidad ha sido mayor que los ocurridos en las guerras mundiales

publicado por

Avatar
16 de agosto de 2020
32

Nadie puede discutir que migrar es un derecho humano, más cuando detrás está la supervivencia a guerras, cambios climáticos o conflictos religiosos. Un fenómeno social que provoca en la actualidad que más de 65 millones de personas dejen sus lugares de origen para tratar de probar suerte, alcanzar tranquilidad y felicidad.

Detrás de “Marea humana”, que puede verse en Prime Video, está Ai Weiwei, destacado artista chino, célebre disidente del régimen comunista, incluso hoy en pandemia.

Wei, con su equipo técnico, recorrió 23 países y casi 40 campos de refugiados de todo el mundo para observar a migrantes de todo el planeta, un abanico de interesantes miradas e impresionantes imágenes de los riesgos que corren los refugiados con sus pequeños hijos y mujeres para arrancar de su hogar que es víctima de la barbarie del hombre.

Durante más de dos horas vemos mucho material audiovisual, muy bien documentado, como un campo de refugiados provisional en las afueras de Calais, Francia; la frontera de Estados Unidos y México; y la controversia sobre la política de «puertas abiertas» de Alemania. El director a menudo usa drones para obtener impresionantes vistas aéreas, mostrándonos ríos de personas marchando hacia destinos nebulosos.

Las imágenes, más que las palabras, asumen la tarea de remover conciencias sobre esta tragedia global, que incluso nos atañe a nosotros como país. “Human Flow”, o “Marea humana”, posee imágenes en movimiento puras y muy desgarradoras. Hay una en particular que me conmovió. Un ciudadano de África observa, en un improvisado cementerio, las tumbas de quienes no pudieron llegar al naufragar su precaria embarcación, incluida su familia, y pide clemencia de este mundo.

Ai Weiwei, como buen artista, incorpora capítulos con breves líneas de poesía. Nos encontramos, además de refugiados y migrantes, con trabajadores humanitarios, activistas, académicos o políticos, quienes han dedicado sus vidas a ayudar.

Como indica el documental, cae el muro de Berlín, pero nacen más de 70 muros en todo el mundo para intentar controlar esta migración descontrolada que trastoca desde naciones desarrolladas a otras no tanto, que deben asumir este tremendo mar de personas.
La recomiendo de todas maneras. Nos puede ayudar a ser un poco más empático con esta cruda realidad.

David Lizana Barros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here