Comenta caso de concejal talquino

Como ya ha sido dicho, el episodio del lanzamiento de excremento sobre el concejal de la comuna de Talca es «escatológico». No solo porque se trata del residuo que se evacua por la parte final del cuerpo, sino porque es un acontecimiento «último». «Escatológico», en efecto, es un adjetivo referido a las «postrimerías de ultratumba», según informa RAE. Por extensión, concierne al final (de cualquier cosa).

Moralmente «último», en este caso, el peor, puesto que implica una acción realizada cuando el mayor bien de los seres humanos, el lenguaje, ya no alcanza para expresar la ira contenida contra otro ser humano. Una acción motivada por el odio.

Se trata de una acción que no puede juzgarse como divertida siquiera, dado que el humor es algo que surge espontáneo en la interacción entre seres humanos que se comunican un sentido. Aquí no hay sentido. Es una forma radical, aunque en apariencia trivial, de lo que H. Arendt llamó «banalidad del mal» y, como tal, hay que evitar como se evita un veneno.

Jorge Alarcón Leiva

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa